Lanzan advertencia al Gobierno

MARCHA CONTRA LAS REFORMAS EN PLAZA DE MAYO

Militantes de organizaciones sindicales y sociales referenciadas en partidos de izquierda realizaron ayer un paro de actividades y una movilización a la Plaza de Mayo, en rechazo a las reformas laboral y previsional, y anunciaron que profundizarán “un plan de lucha en las calles” para evitar que esos proyectos se aprueben en el Congreso.
De la marcha participaron ATE, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Aceiteros, Fesprosa, AAPM, docentes universitarios enrolados en la Conadu Histórica, CICOP, Ademys, Trabajadores del Cuero, Sipreba, UCRA, Sutna y de AGD- UBA, entre otros, además de partidos como el PO, el MST e Izquierda Socialista.
Las principales columnas concentraron en el Congreso desde el mediodía y bajaron por la Avenida de Mayo hasta la plaza, generando un caos de tránsito en el microcentro porteño durante varias horas.

Discursos.
“Nos oponemos a la reforma laboral que quita derechos y precariza, para nosotros reforma laboral es más derechos, no a las tercerizaciones y no a la explotación de los grandes grupos económicos. Por eso nuestra respuesta es esta movilización masiva”, sostuvo el referente de la CTA Autónoma y líder del gremio de visitadores médicos, Ricardo Peidró, al iniciar el acto.
El dirigente además adelantó: “Cuando se trate la reforma laboral vamos a ir a rodear el Congreso para que los diputados y senadores no se hagan los tontos”.
También tomó la palabra el delegado de la Unión Ferroviaria de la línea Sarmiento Rubén “Pollo” Sobrero, quien sostuvo que “después de esta movilización comienza a germinar una nueva conducción para enfrentar a este Gobierno” y llamó a formar “una nueva central que represente a los trabajadores y que no sean los empresarios de la CGT”.
Otro orador fue el referente de la CCC, Freddy Mariño, quien dijo que “es una vergüenza que al más del 50% de jubilados que cobran la mínima les quieran seguir metiendo la mano en el bolsillo”, en alusión a la reforma previsional, y alertó: “Ante cualquier reforma que quiera imponerse contra los de abajo vamos a contestar con piquetes, movilizaciones y acampes”.
Esteban Castro, de la CTEP, llamó a “poner un freno al paquete de ajustes y la represión que el Gobierno necesita para instalar estas medidas”, y anticipó que esa organización el próximo miércoles va a “ocupar toda la 9 de Julio” en otra protesta, como la que hizo días atrás el Polo Obrero instalando carpas sobre la principal avenida porteña. (NA)