Lanzan el canje de heladeras

El plan establece doce cuotas fijas de 127 pesos y la entrega del aparato usado, que será retirado por el comerciante. Son heladeras de 360 litros, con freezer.
Cristina Fernández anunció un plan canje de heladeras, con un costo de 1.440 pesos cada una y que podrá pagarse en 12 cuotas fijas de 127 pesos, a un interés del 11 por ciento. La presidenta precisó que serán heladeras de 360 litros, con freezer, y el interesado en adquirirla deberá entregar el aparato usado. La heladera vieja será retirada por el comerciante y entregada para su desguace a empresas del Centro de Industriales Siderúrgicos (CIS).
Detalladamente, explicó que el precio para el comercio será de 1.030 pesos, el margen de ganancia de 114 pesos y que se reconocerá para el fabricante un valor financiado de 773 pesos por heladera. Estos electrodomésticos serán “comercializados por la mayoría de las cadenas conocidas” dijo, aunque evitó mencionar sus nombres.

Línea de blancos.
Para diseñar este programa el Gobierno llegó a un acuerdo con los fabricantes de chapa, quienes aportarán el 50 por ciento de la reducción del precio del material. “Se buscan beneficios tanto para los fabricantes como las familias, al generar la posibilidad de mayor trabajo para unos y aumentos de consumo para otros” explicó la presidenta, antes de anunciar que “este plan tiene por objeto cambiar la línea de blancos. Empezamos por las heladeras para que todos tengan un aparato energético eficiente y más moderno”, destacó.
El anuncio forma parte del paquete de medidas para alentar el consumo interno con el objetivo de atenuar el impacto de la crisis financiera mundial. Según la mandataria este plan de “Renovación” representa un beneficio para el comprador pero también permitirá reducir significativamente el consumo de energía eléctrica. “El anuncio no sólo tiene que ver con la línea de blancos, también está vinculado a otro sector estructural de nuestra economía como es la energía”, advirtió.
Finalmente precisó que “si podemos cambiar heladeras, pasamos al plan de renovación de lavarropas y aparatos de aire acondicionado, y es como si construyéramos otro Chocón en materia de ahorro de energía”. (NA)