Inicio El Pais Las canastas subieron un 53%

Las canastas subieron un 53%

EL CONSUMO EN SUPERMERCADOS Y SHOPPINGS VOLVIO A CAER

La Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, aumentó el año pasado 52,9%, y la Alimentaria (CBA), que define la situación de indigencia, se incrementó 53,5%, ambas por encima de la inflación.
La CBT aumentó en diciembre un 1,1% y su costo se ubicó a fin de año en 25.493,80 pesos, el ingreso necesario mensual para que una familia tipo de cuatro miembros no sea considerada pobre.
La canasta alimentaria aumentó en diciembre respecto de noviembre un 0,7% y su costo alcanzó a los 10.197,53 pesos, el nivel mínimo mensual de ingresos para que esa familia no se encuentre en situación de indigencia, según informó el Indec.
El aumento del costo de ambas canastas, durante el año pasado se ubicaron entre 5 y 6 puntos porcentuales por encima, de la evolución de los precios minoristas del año pasado que llegó a 47,6%.
La Canasta Básica Alimentaria está compuesta por el total de artículos que reúnen los requerimientos calóricos y proteicos necesarios para un varón adulto, mientras la Canasta Básica Total, incluye esos alimentos más el costo de servicios públicos y otros gastos.
El costo anual de ambas canastas que el Indec releva en el Gran Buenos Aires, se ubicaron por debajo del valor que elabora la dirección de estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (CABA).
La Dirección General de Estadística y Censos de la CABA, determinó que el costo de la Canasta Alimentaria (CBA) y de la Canasta Total (CBT) se ubicaron en diciembre en 13.193 pesos y 31.349 pesos respectivamente.
En cambio, los aumentos interanuales para ambas canastas en CABA fueron inferiores a los registrados por el Indec en el área metropolitana, ya que la CBA aumentó 49,1% y la CBT 45,6%, en todo el año pasado, respecto del 2017.

Ventas.
La venta por cantidades en los supermercados cayó 12,5% en noviembre último en forma interanual, y en los shoppings descendió 16,3%, y se cumplieron cinco meses consecutivos de retroceso del consumo en esos mega centros comerciales.
Según informó el Indec, en noviembre a precios corrientes, es decir incluyendo el impacto del alza de precios, la facturación en los centros de compras llego a 5.902,1 millones de pesos, con un alza del 20,6%, y en los supermercados a 44.841,9 millones, con una suba del 33,3%.
En los autoservicios mayoristas también cayó en noviembre, en la comparación interanual, la venta por cantidades en un 14,7%, mientras que la facturación a precios corrientes que alcanzó a los 7.039 millones de pesos, registro una mejora del 32,7%.
En noviembre, en los supermercados las ventas totales a precios corrientes por el canal online sumaron 772.485 miles de pesos, que representó un 1,7% de participación y tuvo una variación positiva de 52,5% respecto al mismo mes del año anterior.
Las ventas en el mismo período realizadas en efectivo ascendieron a 15.406,6 millones de pesos, con una participación del 34,4% en el total de las ventas y significó un aumento del 32,2% respecto a noviembre de 2017.
Las compras efectuadas con tarjetas de débito sumaron 11.132,6 millones, con una participación en la comercialización total del 24,8% y un aumento interanual del 3,7%.
Las que se realizaron con tarjetas de crédito sumaron un total de 16.772.346 miles de pesos, lo que representa un 37,4% del total y un aumento del 33,6% interanual.
Por su parte, en los centros de compras, durante noviembre, los rubros que lideraron las ventas a precios corrientes fueron: «Indumentaria, calzado y marroquinería», que representó el 47,3% del total, seguido por las ventas de «Patio de comidas, alimentos y kioscos», con un 14,6%, y el rubro «Electrónicos, electrodomésticos y computación», que representó un 9,6% del total. (NA)