Las compras por Internet aumentaron en Argentina

El vicepresidente senior de Mercado Libre, Sean Summers, aseguró ayer que el consumidor argentino se vuelca “cada vez más” a comprar en línea, por el acceso a una “mayor oferta y precios transparentes”, aunque aclaró que las tiendas físicas no van a desaparecer, sino que se deben “adaptar” a los cambios tecnológicos.
“La tecnología va a revolucionar todos los negocios. Permite acceder a un público al que antes no se podía y a un costo muy eficiente en un mundo en el cual todos están cortos de tiempo”, analizó el ejecutivo.
Sostuvo que “hubo un cambio de comportamiento del hábito de compra” hacia la plataforma virtual y argumentó: “Vemos a un consumidor argentino volcándose cada día más a la compra en línea por el acceso a una mayor oferta, a precios transparentes y muy competitivos y a una experiencia mucho más conveniente”.
El vicepresidente de Marketplace de Mercado Libre dijo ver “bastante sólido” el consumo en la Argentina y consideró que ello se debe a una mayor cantidad de personas con conexión a Internet y teléfonos inteligentes.
“Las grandes categorías que están muy volcadas en la Argentina al comercio electrónico se vinculan con electrónica de consumo, desde celulares hasta heladeras; autopartes y accesorios; moda y deportes”, subrayó, y destacó que se dio un “gran crecimiento en productos del hogar”.
Resaltó, así “la importancia de la consumidora femenina como líder del hogar” en la actualidad.

El futuro.
“Soy muy optimista respecto de cómo la tecnología va a impactar en el futuro de los negocios”, consideró Summers, quien aclaró que “toda revolución siempre se encaró con miedo, pero se ha demostrado que las consecuencias han sido positivas”.
Sin embargo, evaluó que “ello no quita que las transiciones sean difíciles” para empresarios y consumidores.
“Si uno sabe que va a venir, cuanto antes uno comience a adaptarse, mejor preparado va a estar para el futuro”, analizó y recomendó “comenzar a cambiar hoy”.
Según su consideración, “estas revoluciones van a generar muchísima productividad” e insistió: “No creo que las tiendas físicas desaparezcan”.
“Creo que vamos a un mundo en el cual la tecnología va a ser cada vez más importante en la vida de las personas y las tiendas físicas van a jugar un rol”, señaló y consideró que “tienen que adaptarse”.
“Las que van a funcionar a futuro son las que ofrecen una experiencia. Si no crean experiencias distintas dentro de la tienda física, no le están dando una razón al usuario para visitarla”, afirmó. (NA)