“Las emisiones de deuda eran necesarias”

PRAT GAY PRONOSTICO QUE LA INFLACION DESCENDERA EN EL 2017

El ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, pronosticó ayer que la inflación del año que viene estará por debajo de las expectativas establecidas en la Ley de Presupuesto 2017 y ratificó “la fuerte caída” del nivel de precios durante los últimos seis meses de este año.
“Las estimaciones privadas dicen que la inflación de los últimos tres meses estará en el 1,3 por ciento mensual. Anualizando esa cifra, va a dar alrededor del 16 por ciento anual. Eso está por debajo de donde queremos estar el año que viene”, afirmó el funcionario.
Prat Gay formuló estos conceptos durante la primera reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda para analizar la Ley de Presupuesto 2017 que ya fue sancionada por la Cámara de Diputados.
El ministro pronunció un informe de aproximadamente 40 minutos, al término de los cuales se retiró del Senado y le dejó al secretario de Hacienda, Gustavo Marconato, que respondiera las consultas de los legisladores.
“Este presupuesto es importante por el esfuerzo que está poniendo el Poder Ejecutivo en igualar la interpretación de los números con la realidad”, aseveró Prat Gay.
El ministro agregó que “hoy hay un Indec que nos dice las cosas como son, aunque a veces no nos guste, pero que da la certeza de saber dónde estamos parados”.
Añadió que “se dejó de estimar de menos los ingresos y de más los gastos para tener una mayor amplitud en el manejo de la cuestión presupuestaria” y elogió la decisión del Poder Ejecutivo de enviar el proyecto para modificar la Ley de Administración Financiera.

Provincias.
Por otro lado, dijo que se acordó con las provincias “un reglamento fiscal que permita ir de a poco y de manera gradual hacia la disciplina fiscal” ya que “el punto de partida es el de un déficit excesivamente alto”.
“No lo podemos eliminar de un día para el otro. Debemos atender una serie de cuestiones y no está en nuestro espíritu el ajuste ni bajar el gasto en medio de una recesión”, enfatizó.
No obstante, cuestionó a los que “quieren que bajemos la inflación más rápido” y conjeturó que si eso ocurriera “bajaría la actividad económica”.
Asimismo, señaló que “hubo algunas decisiones que el Ejecutivo no hubiera querido tomar pero que fueron inevitables para retomar la senda del crecimiento”.

Deuda.
En otro aspecto, Prat Gay indicó que la decisión de colocar deuda del gobierno nacional se debió a “la sana costumbre de honrar las deudas y pagar lo que se debe” y destacó que se cancelaron 47 mil millones de dólares de deuda durante el año.
“De esos 47 mil millones, 28 mil millones era deuda al día y 19 mil millones, vencimiento de capital”, detalló, para agregar que había “un sinfín de cuentas impagas” entre las que enumeró obligaciones con “Gas Plus, CAmmesa, el Ciadi” y “deudas con vecinos como Paraguay y Bolivia”.
“Nosotros estamos ordenando y poniéndonos al día con muchas deudas del Estado nacional y esa es la razón por la cual algunas emisiones de deuda eran necesarias. No estamos emitiendo deuda exclusivamente para financiar déficit, sino haciéndonos cargo de 47 mil millones de dólares de vencimiento”, subrayó.

Blanqueo.
Por último, Prat Gay se refirió al sinceramiento fiscal, cuya primera etapa finalizó el 31 de octubre con la exteriorización de efectivo en el país por aproximadamente 4.600 millones de dólares.
“Presumiblemente ese número será mayor, porque hasta el 21 de noviembre hay tiempo para los depósitos correspondientes. Estimamos un diez por ciento más”, anunció.
Por otro lado, el proyecto de ley que crea un régimen de Contratación Público-Privada entre la administración pública nacional y sujetos privados obtuvo ayer dictamen de mayoría y será debatido el miércoles 16 de noviembre.
Los senadores integrantes de las comisiones de Infraestructura, Vivienda y Transporte y de Asuntos Administrativos y Municipales aceptaron los cambios hechos en la Cámara de Diputados entre los que se destacaban la imposición de controles ambientales y que el 33 por ciento de las contrataciones y compras sean nacionales. (Télam)

Compartir