Las monjas quedaron complicadas

El juez federal Daniel Rafecas citó ayer a indagatoria a la monja Cecilia Inés Aparicio por encubrimiento del ex secretario de Obras Públicas José López, detenido cuando llevaba casi nueve millones de dólares a un convento de General Rodríguez.
Además dispuso que el Cuerpo Médico Forense se constituya en la sede del monasterio donde reside Alba Martínez Fernández para que la examinen y determinen si puede enfrentar un proceso penal, tal como lo había solicitado el fiscal Federico Delgado.
Rafecas también ordenó las indagatorias como partícipes necesarios del delito de enriquecimiento ilícito para la esposa de López y los supuestos testaferros Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez, en todos los casos para el mes de agosto.
Y llamó a López, detenido en la cárcel de Ezeiza, a ampliar su indagatoria porque, tras la declaración de un arquitecto, se sospecha que la casa de Dique Luján, donde vivía, formaría parte de su patrimonio a través de terceros y nunca fue declarada.
López fue detenido el 14 de junio en el monasterio de las Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora del Rosario de Fátima en General Rodríguez, cuando llegó con unos bolsos que contenían unos 9 millones de dólares que pretendía guardar allí.
Esta semana, un video que registró esa situación puso en jaque a las religiosas.

Policías.
Rafecas hizo lugar al pedido tras escuchar el testimonio de seis de los policías que participaron de la detención y le describieron al juez un panorama de lo que habían visto.
Según fuentes judiciales, los tres policías que aparecen en el video del convento declararon que las monjas tardaron “entre 40 minutos y una hora” en dejarlos ingresar al predio, que una de ellas les habría dicho “acá no entró nadie” y que López pretendía irse “comiendo bizcochos” cuando ellos aparecieron.
Los policías agregaron que le preguntaron a la madre Inés si conocía al sujeto que había llegado con los bolsos y un arma, pero ella dijo que no. En tanto, la hermana Alba, de 94 años y madre superiora del convento, también fue consultada y afirmó: “No me acuerdo el nombre”. (DyN)

Compartir