Las pequeñas y medianas industrias argentinas sufrieron una caída del 7,3% en su producción

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) difundió un comunicado de prensa en el cual afirmó que la producción de la industria pyme cayó 7,3% en julio, en comparación con igual período del año 2017.

Se trata del tercer mes consecutivo de descenso y los 11 rubros relevados experimentaron una baja en relación al mismo mes pero del año pasado.

“Las bajas más acentuadas se dieron en fabricación de Productos Eléctrico-mecánicos, Informática y Manufacturas (-13,5%), Papel, cartón, edición e impresión (-10,6%), Productos de Madera y Muebles (-10,2%), Productos de metal, maquinaria y equipo (-7,9%), Calzado y marroquinería (-7,4%), Material de Transporte (-6,6%), Productos textiles y prendas de vestir (-6,3%), Alimentos y bebidas (-6,0%), Productos de caucho y plástico (-5,6%) y Productos Químicos (-4,3%)”, puntualizó la CAME.

Según el documento elaborado por el organismo, “la incertidumbre cambiaria y financiera, las altas tasas de interés, los altos ratios de endeudamiento y la presión tributaria son las principales limitaciones para que despegue la inversión”.

Del mismo modo, la entidad que nuclea a los pequeños y medianos empresarios indicó que durante el relevamiento llevado a cabo entre 300 industrias pymes del país, sólo el 17% tiene planeado nuevas inversiones en el futuro. “La falta de recursos y la incertidumbre, lo impiden”, asegura el comunicado publicado.

Por último, el informe de la CAME también muestra que la industria argentina “se encuentra trabajando con una alta capacidad ociosa: el uso de la capacidad instalada volvió a caer en julio, a sólo 57,9% (desde el 64,3% en marzo, el 62% en abril, 60,5% en mayo y 59,8% en junio)”.

“Un dato que surge de la encuesta, es que a pesar de las ventajas impositivas que trae la ley Pyme, por diferentes razones sólo el 21,1% de las industrias está utilizando sus beneficios. A su vez, hay un 7% que si bien se inscribió, ya no puede acceder a los beneficios porque como consecuencia de la situación económica, ya no cumple los requisitos”, sostiene el estudio.