“Las pruebas se diluyen en el tiempo”

ABOGADA DE LA FAMILIA MALDONADO ACUSO A LA FISCAL

La abogada Verónica Heredia, que patrocina a la familia del joven Santiago Maldonado, acusó ayer a la fiscal federal de Esquel, Silvina Ávila, de “demorar la causa y perder pruebas” contra la Gendarmería.
“No sorprenden las evaluaciones de la fiscal. Por eso estamos pidiendo una investigación imparcial, independiente, pronta y exhaustiva que obviamente todavía no ha iniciado”, sostuvo la letrada, en alusión al informe remitido a la ONU en el que se indica que las pruebas en el expediente contra la fuerza de seguridad son “débiles”.
La representante legal de la familia del joven desaparecido desde hace 29 días se quejó de que “la fiscal y el juez (federal de Esquel, Guido Otranto) están investigando a Santiago, escuchándolo, qué hacía, si estaba vivo, con quién hablaba”.
“Todo lo que están haciendo la fiscal es demorar la causa y perder pruebas. Va a ser responsable de lo que en este momento no está haciendo y que las pruebas se diluyan en el tiempo. La fiscal dice que son débiles las pruebas, pero débil es lo suyo”, lanzó Heredia en declaraciones a radio 10.
Asimismo, la abogada subrayó que “la familia no tiene dudas de que Santiago estuvo en la ruta” y agregó: “Está tan acreditada la brutalidad de Gendarmería que lo único que tienen es sacarlo a Santiago del lugar, porque el resto está todo probado”.
“Las autoridades siguen negando la desaparición de Santiago. Ahora no solamente niegan la participación de Gendarmería, sino que Santiago haya estado” en la zona durante el operativo en la comunidad mapuche Pu Lof en el departamento chubutense de Cushmanen, resaltó la letrada.
Al respeto, Heredia reclamó que “sean indagados los gendarmes” de los escuadrones 36 de Esquel; 35 de El Bolsón; 34 de Bariloche; y 37 de San Martín.
En un informe dirigido al Ministerio de Justicia y que será enviado a la ONU, Ávila informó recientemente que “no hay testimonios confiables que responsabilicen a la fuerza” de seguridad en la desaparición forzada de Maldonado, y apuntó contra los mapuches por, presuntamente, obstruir las pericias.
La funcionaria a cargo de la investigación señaló que en los primeros días de las pesquisas en Cushamen se estuvo muy cerca de un rastro que los podía llevar a resolver el caso, pero que los propios mapuches impidieron continuar los trabajos.

Avruj.
El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, subrayó que en los informes que serán remitidos a la ONU “nada confirma” las acusaciones contra la Gendarmería en la desaparición de Maldonado.
“Tenemos el informe oficial de la fiscal (federal de Esquel, Silvina Ávila) y uno del juez (Guido Otranto) que será remitido a Naciones Unidas, al Comité contra la Desaparición forzada. Ambos coinciden en que no hay elementos que comprueben o den veracidad a la información de que la Gendarmería está involucrada en el hecho”, sostuvo el funcionario nacional.
En diálogo con Radio La Red, el integrante del Ministerio de Justicia remarcó que “nada confirma la posición que se hizo pública desde algunos sectores sobre Gendarmería”, por lo que “se sigue trabajando en distintas líneas de investigación con todas las dificultades que se tuvieron desde el primer momento para llevar adelante todas las pruebas”.

Reclamo.
Casi 70 mil personas llegaron al Valle Medio de Río Negro para celebrar el natalicio del indio mapuche Ceferino Namuncurá y el décimo aniversario de su beatificación.
En la ocasión, la Iglesia católica adhirió a los reclamos contra las plantas nucleares, la megaminería y por los desaparecidos Maldonado y Daniel Solano, joven trabajador rural salteño, quien fue visto por última vez el 5 de noviembre de 2011 en Choele Choel (Río Negro).
Un fuerte mensaje contra la energía nuclear, un llamado a tomar conciencia sobre los efectos de las acciones extractivas como la megaminería; la promesa de seguir luchando para que desaparezcan las plantas nucleares que hay en el país y el reclamo de justicia por los jóvenes desaparecidos, como Daniel Solano o Santiago Maldonado, fueron formulados el domingo por miembros de la Iglesia Católica en la localidad rionegrina de Chimpay. (NA)

Polémica por cuadernillo de Ctera
El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, consideró ayer que el cuadernillo distribuido por Ctera para instruir a los alumnos sobre la “desaparición forzada” del joven Santiago Maldonado es “una gran canallada”, así como también tildó a la acción del sindicato como “de una grosería y un enanismo intelectual nunca visto”.
El funcionario nacional definió a la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) como “un gremio kirchnerista” que “utiliza un tema absolutamente delicado como el caso Maldonado para hacer política adentro de las escuelas”.
En ese sentido, se mostró molesto por la decisión del sindicato de afirmar y enseñar que el artesano de 28 años fue víctima de una “desaparición forzada” por parte de la Gendarmería Nacional: “No sólo es una gran canallada, sino de una irresponsabilidad, una grosería y un enanismo intelectual nunca visto”.
En diálogo con Radio Mitre, el titular del Palacio Pizzurno subrayó que el Gobierno “ha puesto todos los recursos del Estado para buscar a Santiago Maldonado” y señaló que no pierde “las esperanzas de encontrarlo con vida”.
“Se han juntado cuatro, cinco, diez personas en una habitación y se han mentido a sí mismas”, lanzó Finocchiaro. (NA)