Las tarifas aumentarán un 32%

SIGUEN LOS RECLAMOS POR LOS CORTES DE ENERGIA

A partir del viernes regirán aumentos de hasta 32% en los servicios de electricidad en la Capital y el conurbano que prestan Edenor y de Edesur. El anuncio oficial se realizará en medio del incremento de los cortes de luz, que se producen por la excesiva demanda que genera la ola de calor, porque las instalaciones eléctricas siguen sin estar preparadas para soportar el aumento de la demanda.
Según el acuerdo que ambas compañías firmaron con el gobierno en 2017, y datos de la Secretaría de Energía, las tarifas de Edenor y Edesur subirán a partir del viernes un 26% promedio.
Cuando ese aumento se traslada al tipo de usuario, las categorías R1, R2 y R3, que corresponden a servicios residenciales, en las que se ubican 3,8 millones de hogares de Capital Federal y Gran Buenos Aires, tendrán un alza del 30% al 32%.
Recién a partir de las categorías más altas que implican consumos superiores a 500 kilovatios mensuales se encuentran las subas menores al 30%.
En marzo se aplicará otro aumento en el área metropolitana, que abarcan ambas empresas, del 14% promedio simple y en ese caso los consumos que agrupan al mayor número de hogares, que se afectarán con otro 10% de aumento.
Por su parte, el Gobierno bonaerense se dispone a anunciar un nuevo aumento en la tarifa de luz, para el interior de la provincia que se aplicaría en varios tramos, comenzaría a regir desde febrero y oscilaría entre el 35 y 40 por ciento.
Fuentes del Ministerio de Infraestructura confirmaron que “se está definiendo el aumento para poder hacer un anuncio en los próximos días” y que el incremento “será inferior” al 40 por ciento.
En total, la suba del kilowatt hora rondaría el 55 por ciento, pero el impacto en las boletas se ubicará entre el 35 y el 40 por ciento, ya que allí deben contabilizarse algunos cargos fijos que generalmente aumentan en menor medida.
El gobierno bonaerense no definió si optará por un esquema escalonado o si adoptará otra modalidad en la aplicación del incremento tarifario.

Cortes.
A pesar de la baja de temperatura registrada a partir de las lluvias en amplias zonas del área metropolitana, la cantidad de familias sin luz sigue siendo elevada. Según el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), poco más de 68 mil hogares permanecían sin el servicio eléctrico en luz en Capital Federal y el conurbano bonaerense, siendo Edesur la empresa con más clientes afectados. El martes fueron 110 mil los usuarios afectados.
Según datos actualizados del ENRE -cuestionado en su rol de controlador-, 21.413 usuarios no tenían servicio en el área de concesión de Edenor. Las zonas afectadas son la zona norte de Capital Federal, y los partidos de Escobar, Las Heras, General Rodríguez, Hurlingham, José C. Paz, La Matanza, Moreno, Pilar, San Fernando, San Miguel, Tigre, Ituzaingó, Merlo, Tres de Febrero, Malvinas Argentinas y San Martín.
Edesur, en tanto, elevó la cantidad de clientes afectados a 49.760. Los distritos con más cortes son de la zona sur del gran Buenos Aires: Almirante Brown, Lomas de Zamora, Avellaneda, Quilmes, Cañuelas, Esteban Echeverría, Berazategui y San Vicente.
El organismo controlador explicó que los cortes en el suministro se deben al elevado consumo del servicio producto de las altas temperaturas registradas durante los últimos tres días. La jornada del martes, por ejemplo, marcó 45 grados de sensación térmica en la región metropolitana y la cantidad de viviendas sin electricidad superó los 100 mil. (Pagina12.com y NA)

Hospitales sin luz
Dos hospitales públicos bonaerenses sufrieron cortes de luz en el marco de los importantes apagones que afectan a miles de usuarios. Uno se dio en el Interzonal General de Agudos Eva Perón, en la localidad de San Martín y otro en el San Martín de La Plata.
En el hospital platense el corte fue de una hora, según denunció la médica Noelia Pastene, quien mencionó que “el grupo electrógeno otra vez falló”. La falta de suministro se dio en el sector de neonatología y los especialistas debieron asistir a los bebés internados de manera manual.
“Cada vez más agobiados del trabajo, volviendo a casa con ganas de llorar. Nosotros cuidando la salud de los bebés, los ojos, la nutrición, el neurodesarrollo… y otra vez les brindamos ruido, estrés, infecciones, oxígeno puro, cosas que tristemente cada vez son más frecuentes”, sostuvo la médica en su muro de Facebook, donde compartió el video de ese momento.
“Ya no esperamos nada de las autoridades, lo bueno que tenemos siempre es la gente, el trabajo en equipo”, concluyó.