Las ventas minoristas cayeron un 8% en agosto

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó mediante un comunicado de prensa que las ventas minoristas de las pymes cayeron un 8% en el mes de agosto, en relación al mismo período del año pasado.

En tanto, si se lo compara con el mes de julio, el desplome fue del 11,2%, puntualizó el organismo, al tiempo que informó que acumulan una baja de 3,7% en los primeros ocho meses del 2018 y que todos los rubros minoristas se retrajeron.

El documento destaca una declaración del titular de la Unión Industrial de La Pampa, Roberto Torres, quien explicó que “el consumo viene bajando sustancialmente en los últimos meses, pero dentro de toda la caída de las ventas minoristas preocupa especialmente la baja en las compras de alimentos”.

En agosto el 68,4% de los comercios consultados tuvieron descensos anuales en sus ventas, sólo 23% crecieron y el 8,6% se mantuvo sin cambios. Un canal de ventas que jugó fuerte en agosto, fue el online, precisaron desde CAME.

Los declives superaron al 10% en 7 de los 17 grandes ramos medidos, siendo especialmente profundos los desplomes en “Textil-Blanco”, “Materiales eléctricos y ferreterías” y “Electrodomésticos”.

En el rubro “Alimentos y Bebidas”, las ventas bajaron 4,8% anual y totalizan un achicamiento del 1,9% en los primeros ocho meses del 2018. “La gente va más al negocio de barrio, compra lo que necesita para uno o dos días y vuelve. Busca terceras marcas, comidas más económicas, prescinde de la bebida y de los productos complementarios. Muchos locales aumentaron la venta fiada con sus clientes más conocidos, frente al rebote de las tarjetas por falta de fondos”, explica el comunicado de CAME.

Asimismo, en “Indumentaria” las operaciones descendieron 8,7% y en “Calzados” la caída de las ventas fue del 9,2%, siempre haciendo una comparación interanual.

El relevamiento fue realizado entre el lunes 27 y viernes 31 de agosto pasados, e incluyó a 2.000 comercios pymes de la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y el interior del país, en los principales rubros que concentran la venta minorista familiar.