Las retenciones siguen dividiendo a campo y Gobierno

Luego del encuentro, ruralistas y funcionarios protagonizaron una comedia de enredos. Sólo quedó claro que no hubo acuerdo y que el campo se manifestará con fuerza el domingo.
El esperado encuentro entre el Gobierno y el campo fracasó en forma estrepitosa porque la Casa Rosada se negó a discutir las retenciones móviles hasta la semana que viene, algo que la Mesa de Enlace Agropecuaria rechazó de plano. Los ruralistas ratificaron su convocatoria para el domingo a un gran acto de protesta en Rosario y se declararon en estado de “alerta y movilización”. Aunque por el momento no regresan al paro, manifestaron su “decepción” por una reunión “mala”.
Ese diagnóstico fue diametralmente opuesto al que media hora antes había presentado el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, al calificar la reunión como “fructífera”. Acompañado por el ministro de Economía, Carlos Fernández, el jefe de ministros sugirió que el Gobierno aceptaría evaluar la semana próxima la Resolución 125 (que determinó las retenciones móviles), aunque siempre habló de “mercados a futuro”.

Atrincherados.
En medio de una altísima tensión, los dirigentes agropecuarios se atrincheraron en el Palacio de Hacienda y afirmaron que no se retirarían “hasta que no haya una solución”.
Al despacho del ministro de Economía sólo accedieron los cuatro presidentes de las entidades, Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Luciano Miguens (Sociedad Rural), Mario Llambías (CRA) y Fernando Gioino (Coninagro), y quedaron afuera sus colaboradores, dialogando con el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza.
Al salir, Buzzi dijo: “La reunión fue mala, hay una actitud de dilatar la respuesta”. El ruralista acusó al gobierno porque “manipula la opinión pública con un informe que ya estaba preparado y pretende diferir para la semana que viene, pero le dijimos que no hay margen, sino mucha bronca”, agregó. “Es una situación lamentable, porque se está defraudando a mucha gente” dijo, y convocó “con más fuerza que nunca al acto del 25 de Mayo en Rosario”.
Buzzi aseguró que los representante del gobierno “eludieron hablar de retenciones para llevar todo para adelante” y opinó que “al acto del 25 de mayo lo están viendo con preocupación”.

“Decepcionados”.
“Salimos decepcionados de la reunión”, dijo Luciano Miguens (SRA), quien se lamentó porque “de las retenciones móviles no quisieron hablar y la reunión se cortó”, y advirtió que “el acto del 25 de mayo no será de la oposición, será del campo, de los que estuvieron trabajando al costado de las rutas”.
También Llambías hizo declaraciones. “Dijeron claramente que hasta pasar el acto del 25 no hablarían de las retenciones. Quisimos dejar una propuesta y nos respondieron que el gobierno ya tiene una. Estamos en sesión permanente y nos preocupa que después de 73 días sigamos sin solucionar el problema que desencadenó esto. No nos sentimos engañados, sino defraudados”, concluyó el titular de CRA.

Sorpresa en el gobierno.
Poco antes, el jefe de Gabinete aseguró en conferencia de prensa que a él los dirigentes del campo le dijeron “otra cosa” y se mostró sorprendido. Fernández dijo que el Gobierno aceptó empezar a discutir la semana próxima la Resolución 125 y el impacto de las retenciones móviles sobre los Mercados a Término.
De todos modos, defendió la cuestionada medida, ponderó el régimen de compensaciones para pequeños y medianos productores, y señaló que la próxima semana los “equipos técnicos” trabajarán para solucionar los problemas que las retenciones móviles provocaron en los mercados de futuro”. (NA)