Lesa humanidad: condenas y absoluciones en Neuquén

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF) de Neuquén condenó a prisión perpetua al ex Jefe de inteligencia del Comando de la Sexta Brigada, Oscar Lorenzo Reinhold, y a penas de entre 10 años y 3 en suspenso a otros 14 imputados, mientras que absolvió a cuatro en el juicio “Escuelita IV” por delitos de lesa humanidad ocurridos en la región en la última dictadura cívico militar, absoluciones que provocaron fuertes cuestionamientos.
El Presidente del Tribunal Oral Federal 1 de Neuquén, Alejandro Silva, leyó el veredicto, que demandó tan solo 25 minutos, flanqueado por los vocales Marcos Aguerrido y Guido Otranto en una sala colmada de público que obligó a las autoridades de la audiencia a colocar más sillas para ubicar a los asistentes.
El TOF condenó a prisión perpetua al ex jefe de Inteligencia del Comando de la Sexta Brigada de Montaña de Neuquén, Oscar Lorenzo Reinhold; a 10 años a los ex integrantes del Destacamento de Inteligencia 182 de Ejército, Jorge Di Pasquale, Jorge Molina Ezcurra y Sergio San Martín.
También condenó al ex agente civil de Inteligencia Raúl Guglielminetti y al ex jefe de la Policía de Neuquén, Osvaldo Laurella Crippa a 8 años y a 6 al ex comisario de Cipolletti (Río Negro), Antonio Camarelli y al ex militar Gustavo Viton.
El ex jefe militar Rubén Castelli recibió una condena de 5 años como también el ex médico militar Hilarión de la Paz Sosa y el agente de Inteligencia de la policía rionegrina, Miguel Ángel Quiñones.
El Tribunal condenó además a 4 años al ex segundo jefe de la Delegación Neuquén de la Policía Federal Argentina, Jorge Soza y al ex policía de Río Negro, Saturnino Martínez.

Absueltos.
En tanto absolvió a los ex policías de Río Negro Enerio Huircaín y Julio Villalobo, al ex militar Enrique Sides y al ex miembro de la Policía Federal, Miguel Ángel Cancrini.
El TOF decidió apartar del proceso por problemas de salud, durante sus deliberaciones previas al veredicto, al ex gendarme Ramón Saboredo, quien estaba imputado por la desaparición de Felipe Lara en diciembre de 1976 en la localidad neuquina de Chos Malal.
El fiscal Walter Romero manifestó “estar satisfecho” con el veredicto aunque aclaró que aguardará conocer la sentencia para realizar un análisis más exhaustivo.
“Esperaremos a conocer la sentencia para saber qué parte apelar, satisfecho con el trabajo cumplido porque avanzamos un paso más en este proceso de memoria, verdad y justicia”, dijo. (Télam)

Compartir