Levantan el secreto fiscal y bancario de los Moyano

A menos de una semana de la movilización convocada por algunos gremios y organizaciones sociales, el juez federal de Morón, Néstor Barral, ordenó el levantamiento del secreto fiscal y bancario del jefe del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, de su hijo Pablo, de su mujer, Liliana Zulet y sus hijastros, en el marco de una investigación por presunto lavado de dinero.
La medida, que fue dispuesta en diciembre pero se mantuvo en reserva hasta la notificación al fiscal tras la feria judicial, se enmarca en una denuncia en la que se señaló que Moyano habría adquirido dos viviendas en Parque Leloir de manera irregular e incurriendo en el delito de lavado de dinero.
La denuncia la formuló un funcionario del municipio de Vicente López a partir de la recepción de un mensaje anónimo en el que se daba cuenta del supuesto delito, informaron fuentes con acceso al expediente.
Con el levantamiento del secreto, el juez busca determinar si la adquisición de las viviendas se realizó con dinero proveniente de la sobrefacturación de materiales y servicios al gremio de Camioneros y entidades afines.
La disposición del juez también alcanza a los hijastros de Moyano, Valeria Salerno y Juan Manuel Noriega Zulet.
Una de las propiedades es una mansión ubicada en la avenida De los Baqueanos al 800, en Parque Leloir, valuada en más de 1 millón de dólares, cuyo domicilio coincide con el registrado por Dixey S.A., una de las tres firmas del holding familiar de los Moyano.
La otra propiedad es la que registró como su domicilio particular Liliana Zulet, integrante del directorio de Dixey S.A.
Aconra SA y Iarai SA, empresas que figuran a nombre de los hijastros, también están bajo sospecha del juez.
Dixey S.A. está vinculada al rubro textil, Aconra S.A. se dedica a la construcción; mientras que Iarai SA es una prestadora médica.

Documentación vinculada.
El levantamiento del secreto abre una nueva instancia en la investigación porque habilita al Banco Central de la República Argentina (BCRA) y la Administración Federal de
Ingresos Públicos (AFIP) a entregar toda la documentación vinculada a los acusados.
Un dato que surge de la investigación es que la construcción de la ex clínica Antártida, donde Camioneros inauguró un sanatorio médico fue realizada por Aconra S.A., mientras que el complejo turístico que ese gremio posee en Mar del Plata también fue levantado por esa firma constructora. (NA)