Liberan al esposo de Sala

EL GOBIERNO AVISO QUE NO LIBERARA A LA DIRIGENTE SOCIAL

Cuatro integrantes de la organización Tupac Amaru, entre ellos Raúl Noro, esposo de Milagro Sala, fueron liberados ayer por orden del juez de Control 1 de Jujuy, Gastón Mercau, aunque siguen imputados en distintas causas por las que se investiga el presunto desvío de fondos destinados para la construcción de viviendas en Jujuy, según informaron fuentes judiciales.
Los liberados, además de Noro, son Iván Altamirano, Miguel Angel Sivila y Particia Cabana, dijeron fuentes judiciales consultadas por Télam y anticiparon que “el juez está resolviendo la situación de varios imputados en causas relacionadas con estos delitos y está notificando”.
Noro -quien no tiene antecedentes penales-, Altamirano y Sivila, fueron liberados ayer luego de que el juez Mercau hiciera lugar al pedido de cese de detención solicitado por sus abogados.

Detención.
El esposo de Sala fue detenido el 14 de julio último tras una orden emitida por el fiscal Diego Cussel y tras presentarse voluntariamente en el juzgado el mismo día, cuando fue internado en el hospital Pablo Soria de la capital jujeña, por un problema de salud.
Posteriormente, el 6 de agosto, el juez Isidoro Cruz le otorgó la prisión domiciliaria.
Noro, de 73 años, está imputado por asociación ilícita, mientras que Altamirano y Sivila por asociación ilícita y fraude a la administración pública.
El abogado Marcelo Elías, defensor de Altamirano, Sivila y Cabana, aseguró ayer que si bien no se conocen los fundamentos todavía, la resolución “es muy importante”, y detalló que la decisión la adoptó el juez Mercau a pesar de que el fiscal, Diego Cussel, solicitó “medidas restrictivas” de la libertad.

Tupac Amaru.
En tanto organización Tupac Amaru informó ayer que había pedido de cese de detención para todos los imputados y que la resolución judicial adoptada a favor de los liberados, “responde a lo que venimos pidiendo respecto a que se investigan las causas con las personas en libertad”.

Milagro Sala.
Ni el reclamo desde la ONU hace reflexionar a Mauricio Macri sobre la arbitraria detención de la dirigente social, Milagro Sala. El gobierno avisó que no hará nada para liberarla pese a los pronunciamientos de diversos organismos internacionales.
Así lo manifestó el oficialismo en su respuesta a la ONU y la OEA. En el documento señalan que dejarla en libertad “implicaría un claro peligro para con los objetivos de la investigación”.
“Arribar a la conclusión de que la detención de Sala resulta arbitraria, dando la espalda a esta evidencia aportada en los expedientes judiciales, resulta por sí misma una decisión arbitraria”, dice el documento que presentó el Gobierno y que reprodujo el sitio Política Argentina.
“La evidencia referida a las relaciones de dominio e influencia que conserva sobre testigos de la causa, determina que su libertad en pleno proceso implicaría un claro peligro para con los objetivos de la investigación”, argumenta la respuesta gubernamental. (Télam)

Compartir