Liberan a 6 policías

Seis de los doce policías santafesinos que habían sido detenidos por el caso del joven que el jueves pasado apareció sujetado a una madera a modo de crucifixión, en la localidad cordobesa de San Francisco, fueron liberados mientras que la Justicia ordenó dos nuevas detenciones.
“De los doce policías que estaban arrestados, que era en una situación provisoria, sin imputación, quedaron detenidos seis y recuperaron su libertad otros seis”, dijo ayer a Télam el secretario de Control de Seguridad de Santa Fe, Matías Drivet.
El funcionario señaló que, a su vez, “el fiscal (Martín Castellanos) ordenó la detención de dos personas más, también agentes policiales, que no estaban en ese primer grupo de arrestados”.
Según Drivet, todos los policías imputados pertenecen a la comisaría de la localidad santafesina de Frontera, lindante con San Francisco, y fueron “pasados a disponibilidad”.
“Por supuesto que en la medida que los hechos se comprueben y puedan determinarse los responsables, nosotros vamos a resolver esas situaciones de la manera que corresponda, que será aplicando el máximo rigor de la ley”, afirmó el secretario.
Drivet precisó que “hay imputados por distintos delitos” como “apremios ilegales, vejaciones, privación ilegítima de la libertad agravada, incumplimiento de los deberes de funcionario público agravado, falsedad ideológica agravada y falsedad documental”.

El hecho.
El hecho ocurrió el jueves último, cuando Víctor Robledo (27), oriundo de Frontera, apareció en la vía pública de San Francisco con los ojos vendados, atado a una madera y con un cartel que decía “no robarás”.
Tras ser rescatado por la policía cordobesa, el joven apuntó contra los efectivos de la comisaría de Frontera como lo autores del hecho. “Lo que hicieron los policías de Frontera no tiene moral, ni nada”, explicó Robledo. (Télam)