sábado, 21 septiembre 2019
Inicio El Pais Lifschitz afirmó: "Demostramos que teníamos un proyecto"

Lifschitz afirmó: «Demostramos que teníamos un proyecto»

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dejó ayer inaugurado un nuevo período de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, y en defensa de su gobierno aseguró que le puso «un broche de oro a las gestiones» de sus predecesores en el cargo Hermes Binner y Antonio Bonfatti.
Durante más de una hora de discurso, el mandatario socialista, que ahora es candidato a diputado provincial, hizo un repaso de los principales logros de su Gobierno, y evitó hacer demasiadas referencias sobre la política nacional.
«Demostramos que las grandes obras se terminan, que los hospitales no eran maquetas, que las promesas se cumplen. Que las rutas y las obras hídricas son una prioridad. Demostramos que teníamos decisión para enfrentar la violencia y la inseguridad y que teníamos un proyecto de desarrollo para Santa Fe», se jactó. Fue el último mensaje de Lifschitz como gobernador ante la Asamblea Legislativa.
«Hoy es la última vez que, ejerciendo la función de gobernador, me toca presidir esta ceremonia de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura de la provincia. Han sido tres años largos muy vertiginosos, días muy intensos en los que pusimos todo nuestro esfuerzo para realizar la mejor tarea posible en esta alta responsabilidad que me dieron los santafesinos», manifestó.
En este sentido, afirmó que a lo largo de su gestión ha «batallado incansablemente por defender cada puesto del trabajo, por aumentar el empleo que se necesitan para las nuevas generaciones».
«Estamos convencidos que el Estado debe estar al servicio del desarrollo. Nuestra gestión estuvo guiada por la búsqueda de un modelo de desarrollo equilibrado que produzca resultados en la actualidad, pero que garantice su sustentabilidad para el porvenir», ponderó.

Adversidades.
En otro tramo del discurso, el gobernador recordó que su gestión se llevó adelante en el marco de «un contexto nacional complejo, litigando para cobrar la deuda que el Estado nacional todavía mantiene con la provincia».
«Intentamos sortear las condiciones económicas adversas que han incrementado los niveles de pobreza y destruido puestos de trabajo y deteriorado el salario», agregó.
Más adelante, Lifschitz indicó que las metas que se había fijado en 2015 cuando ganó las elecciones «se han cumplido», pero aclaró que le «quedó pendiente» una reforma constitucional. (NA)