Lijo libró exhortos por Bin Salman

CUMBRE DEL G20: FUERTE OPERATIVO DE SEGURIDAD EN CAPITAL FEDERAL

El operativo de blindaje del G20 se empezó a sentir ayer en la Ciudad de Buenos Aires con fuerte presencia policial en las calles mientras arribaban al país los primeros líderes mundiales, como el francés, Emmanuel Macron, y el polémico príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, sindicado como responsable del asesinato de un periodista en Turquía y crímenes de guerra en Yemen.
En ese marco, el presidente Mauricio Macri se reunió en la Quinta de Olivos con los ministros que a su vez integran el Comité de Seguridad, entre ellos Patricia Bullrich, Guillermo Dietrich y Oscar Aguad, a fin de repasar los detalles del operativo G20.
El dispositivo se seguridad que maneja el Comité involucra a 22.000 efectivos de las fuerzas federales (Policía Federal, Gendarmería, Prefectura, Policía Aeronáutica), más la Policía de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires.
Mientras tanto, el miércoles el operativo policial, del que se espera un incremento el jueves con cortes en los accesos a la ciudad, comenzó a visibilizarse debido a que altas personalidades de distintos países comenzaron a arribar a Buenos Aires.
Transeúntes y vehículos ya vieron modificado su desplazamiento habitual en varias zonas de la Ciudad de Buenos Aires debido al amplio operativo de seguridad implementado por la Cumbre del G20 que empezó a ser visible.
Gran cantidad de efectivos policiales se apostaron en las calles céntricas con retenes para realizar una “selección” de personas y vehículos que puedan ingresar a las zonas vedadas.
La gente que se desplazaba a pie era interceptada e interpelada respecto a los motivos que determinan su presencia en el lugar, mientras que los vehículos fueron directamente desviados hacia calles aledañas.
Los efectivos policiales solicitaron a quienes pretendían ingresar a algunas zonas del centro porteño sus documentos de identidad y, en ocasiones, fueron acompañados por un agente federal hasta el lugar donde dirigían.
Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, arribó ayer por la noche, minutos después de las 20.30, al Aeropuerto de Ezeiza, acompañado por su esposa Brigitte Macron, y fue recibido allí por la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien entabló una conversación con ambos en francés.

Mohammed Bin Salman.
Por otra parte, el juez federal Ariel Lijo libró exhortos a Turquía y Yemen para pedir información sobre el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, que ya se encuentra en Buenos Aires para participar del G20. Además, el magistrado le pidió a la Cancillería argentina que informe cuáles son las condiciones diplomáticas en las que se encuentra el líder saudí, señalaron fuentes judiciales.
De esta manera, la Justicia argentina avanzó con la denuncia presentada por la organización estadounidense Human Right Watch contra Bin Salman por presuntos crímenes de guerra en Yemen y por el asesinato de un periodista opositor a su régimen en Estambul.
Lijo hizo lugar a los pedidos que hizo el fiscal federal Ramiro González para que se investiguen estos hechos, en el marco de la visita del príncipe árabe a Buenos Aires, que arribó el miércoles al país, con motivo de su participación en la cumbre del G20.
El magistrado libró los exhortos correspondientes a Turquía, Yemen y la Corte Penal Internacional para saber si existen procesos judiciales abiertos contra Bin Salman en esos países.
A la vez, le pidió al Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina que informe el estatus y las condiciones diplomáticas que tiene el mandatario de Arabia Saudita.
Finalmente, Lijo le solicitó a la ONG norteamericana que brinde mayores precisiones de los delitos que le atribuyen al príncipe.
En su presentación ante el juez, González señaló: “Previa a determinar la competencia, corresponde oficiar al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto con el objeto de que se sirva tener a bien informar el status de Mohammed bin Salman, según la Convención de Viena sobre Agentes Diplomáticos de 1963”.
En caso de determinarse la información solicitada, el fiscal pidió que sea la Corte Suprema de Justicia la que determine si asume la competencia originaria del caso o bien delega la misma en juzgado federal de instrucción ante el status que puede tener Bin Salman. (NA)

Preparativos en Costa Salguero
Luego de meses de trabajo, en el predio de Costa Salguero estaba todo listo ayer para recibir desde el próximo viernes a los principales líderes del mundo que participarán de la Cumbre del G20, en medio de extremas medidas de seguridad y un ajustado cronograma de actividades.
El complejo fue dividido en tres sectores, cada uno identificado con un color y con limitaciones específicas para el acceso: el sector amarillo será habilitado para la prensa y allí se desarrollarán las conferencias; el azul, lugar de las bilaterales y del sector para la foto de familia; y el rojo, el más restringido, será el espacio en donde se realizarán el retiro de mandatarios y las reuniones plenarias.
Cada uno de los 20 líderes tendrá en la solapa de su saco un PIN que le dará acceso libre y podrá ingresar al sector rojo con ocho acompañantes, tres de ellos provistos también del mismo acceso libre, aunque habrá también para el resto de la comitiva “golden tickets” intercambiables para cubrir las necesidades de cada país.
El arribo de los dignatarios internacionales a Costa Salguero está previsto para las 10.00: los mandatarios ingresarán por la alfombra roja e irán al encuentro del anfitrión Mauricio Macri para un choque de manos.

Asaltaron a un canadiense en Puerto Madero
Un conocido especialista canadiense del G20 fue asaltado y golpeado en Puerto Madero, a metros del Luna Park, a pocos días de que comience la Cumbre de Líderes.
Se trata de John Kirton, que llegó a Buenos Aires para participar del evento internacional en calidad de experto, ya que dirige varios grupos de investigación.
De acuerdo con lo que denunció a través de su cuenta de Twitter, delincuentes lo interceptaron el martes y le robaron sus pertenencias en la intersección de las calles Lavalle y Madero.
“Paseaba con dos colegas cuando dos jóvenes me atacaron. Los periodistas que visitan Buenos Aires por la cumbre del G20 no deben desplazarse solos o confiar en que la policía local los mantendrá seguros”, escribió Kirton en la red social.
El experto canadiense resaltó que el hecho ocurrió “a media cuadra de un sitio de la cumbre y una estación policial” y que los uniformados “simplemente dijeron ´esto sucede tres veces al día´, así que no hicieron un seguimiento”.
“Después de 31 cumbres G7, doce del G20 y una de los Brics desde 1988, mi suerte y la seguridad del anfitrión finalmente se agotaron. No llores por mí, llora por Argentina”, agregó de manera irónica.
Kirton resaltó que se encuentra “bien” y que no sufrió heridas de gravedad, y hasta bromeó con que la pasó “peor en algunas reuniones semestrales del FMI” a las que asistió en el pasado.
“Una buena botella de Malbec anoche disipó el trance. Estoy seguro de que la seguridad de la cumbre es mejor hoy. Es hora de pasar a tener la cumbre del G20 en Buenos Aires para que Argentina esté llena de prosperidad inclusiva”, agregó. (NA)