Llegó el turno de los legisladores

SEGUNDO DIA DE LA AUDIENCIA PUBLICA POR LAS TARIFAS DE GAS

La discusión parlamentaria sobre la tarifa de gas se trasladó a la audiencia pública en la que se discutió el nuevo cuadro tarifario dispuesto por el gobierno, donde los legisladores del oficialismo resaltaron el rol de la tarifa social y la necesidad de inversión en el sector, mientras que desde la oposición criticaron la dolarización del precio del gas a boca de pozo, afirmaron que es un tarifazo y pidieron un esquema más gradual.
“El gobierno optó cubrir al 30% de los consumidores de gas más necesitados y propone una tarifa que para el 56% de los consumidores que va a ser de 107 pesos de promedio, mientras que el 31% de los usuarios pagará 371 pesos y los de más alto consumo un promedio de 953 pesos”, dijo el vicepresidente del Senado.
Pinedo indicó que con el esquema anterior “el 30% de los subsidios beneficiaban a los sectores más ricos, sólo el 10% a los más pobres, que son los sectores que no tienen red de gas y pagan la garrafa 400% más cara que lo que pagan los más ricos por el gas natural”.
“Cuando se quiere mantener un sistema es porque se considera un sistema justo. Sin embargo, si miramos los subsidios energéticos del año pasado, unos 16.000 millones de dólares equivale a 18 millones de Asignaciones Universales por Hijo, a 480 mil viviendas
sociales y a 3,5 millones de jubilaciones mínimas. ¿Eso es justo?”, concluyó.

Amadeo.
En el debate celebrado en la Usina del Arte, en la segunda jornada de las audiencia públicas, otro de los expositores fue el diputado nacional por Cambiemos, Eduardo Amadeo.
“Desde 2005 a 2016 los subsidios aumentaron 165% a las empresas, además de que el Estado dedicó subsidios a gente que no los necesitaba. Entonces, ¿qué se podría haber hecho con los 50 mil millones de dólares que se derrocharon? ¿Cómo puede ser que se haya malgastado el futuro? ¿Esto se hizo por razones de equidad? No. Es por eso que se deben tomar en cuenta las inequidades”, dijo el legislador.

Pereyra.
Por su parte, el senador neuquino y secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra, afirmó que la Argentina requiere la llegada de los inversores internacionales y para eso “hay que crear mediante las tarifas las condiciones para que vengan y saquen el gas” disponible en los yacimientos de hidrocarburos no convencionales como el de Vaca Muerta, por lo que consideró que “la inversión es la tarifa que debe reconocer el precio del gas a boca de pozo”.
Por tal motivo, Pereyra apoyó el nuevo esquema propuesto por el gobierno nacional, aunque planteó la necesidad de “atender a los sectores vulnerables, a los que no pueden pagar, pero no aquellos sectores que vivían la gran farra con un gas regalado”.
El gremialista reseñó que “la Argentina viene de 25 años sin un plan energético nacional sustentable”, situación que atravesó la década del 90 en la que “no hubo previsibilidad, hubo sobreexplotación y no hubo reposición de los recursos”.

Kicillof.
Por su parte, el diputado nacional Axel Kicillof (FpV), esgrimió una fuerte crítica a los aumentos y sostuvo que dichos incrementos “fueron hechos a medida de las empresas”.
“El gobierno no entiende el enorme descontento que genera este enorme tarifazo que dispuso falto de oportunidad y de contexto”, al reseñar que se da “después del aumento de 170% de la electricidad, de 200% del agua, de 100% del transporte y de una devaluación que ya supera el 50%”.
“No hay salario ni ingreso en la Argentina que se haya movido en esta proporción”, dijo y adujo que “hoy tendríamos que hacer una audiencia por el aumento de salarios, la reapartura de paritarias y no discutiendo de tarifas. En ese contexto le piden al Ministro de Energía que lleve adelante una política energética como si no hubiera pasado nada en los últimos nueve meses”.
A su vez, afirmó que “el gobierno no es que redujo su propuesta inicial, sino que fue a más porque propone una pequeña reducción respecto a la resolución 28 pero un incremento en los próximos tres años. Hoy discutimos una propuesta peor al multiplicar por 6 la tarifa de gas no ahora sino en cuotas”.
“No sólo es peor a lo que teníamos antes sino que además es en dólares, porque están dolarizando las tarifas”, advirtió el legislador al considerar que se trata de “un proyecto de las corporaciones de dolarizar las tarifas”, señaló.

La Izquierda.
Por último, los diputados del Frente de Izquierda, Myriam Bregman y Néstor Pitrola, criticaron los aumentos, como así también la audiencia pública.
“Este es un tarifazo a libro cerrado. Aquí nunca se explicó el destino de los subsidios”, señaló Pitrola, al mismo tiempo que Bregman aseguraba que “este es un servicio público que no tiene por qué dar ganancia. Además, ni siquiera discutimos adónde están los subsidios que se llevaron las empresas. No se puede discutir un tarifazo sin discutir eso. Exigimos una auditoría realizada por las universidades nacionales”. (Télam)

Compartir