Lluvia, nieve y cenizas en Esquel

La nevada que cayó ayer en el oeste de Chubut se sumó a las cenizas del volcán chileno Chaitén para conformar una masa pastosa que tapó techos y canaletas de varias viviendas, por lo cual bomberos y personal municipal asistieron a los vecinos de esta ciudad que continúa en alerta. Fuentes municipales dijeron que pese a que en las últimas horas la lluvia y las nevadas permitieron que se disipara la nube de cenizas, “la ciudad sigue en alerta”. En ese marco, los informantes pidieron a los pobladores que continúen con el uso de barbijos y participen de las charlas informativas en las que se explican los alcances del Plan de Contingencia.
El jefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Esquel, Miguel Andén, dijo ayer que “desde anoche (por el miércoles) se realizaron tareas de asistencia a vecinos que no limpiaron sus techos y canaletas” y precisó que solo ayer por la mañana el cuerpo efectuó “13 intervenciones”. Andén pidió, en diálogo con FM del Lago, a los vecinos que limpien sus viviendas, techos y veredas “antes de que la ceniza se seque” porque si no “se hace muy difícil de extraer”. Los bomberos también prestaron asistencia en algunos comercios de grandes dimensiones, donde la mezcla de nieve y ceniza se endureció y taponó la circulación de agua en canaletas y desagües. (DyN)