Los argentinos resignan calidad y huyen de los combustibles Premium

Fuel pumps

En los últimos meses hubo varios ajustes en los surtidores de todas las estaciones del país. Esto tuvo varias consecuencias, la principal de ellas es que los automovilistas argentinos mantienen la preferencia por la nafta más barata en detrimento de la de mejor calidad.

Según los últimos datos oficiales sobre ventas de combustibles durante agosto pasado, los despachos de la versión Súper creció 9% en un año, frente a una abrupta caída de casi 13% en la variedad Premium en el mismo período.

En simultáneo, luego de dos años, volvió a crecer en el expendio de Gasoil Grado 2, más conocido como el “Diésel común”. En el análisis mes a mes, la comercialización de Gasoil barato subió 9,3%, mientras que la del Gasoil Grado 3 (el Premium) avanzó 3,4%, En el caso de las naftas, la Súper aumentó 4% y la Premium se desplomó 6,7%. (Ámbito)