Inicio El Pais ¿Los mercados desconfían del Gobierno?

¿Los mercados desconfían del Gobierno?

SE ESPERA QUE EN LOS PROXIMOS DIAS EL DOLAR VUELVA A SER DEMANDADO POR LAS EMPRESAS

Pese a que la administración de Mauricio Macri pudo «contener» los movimientos del dólar y siempre se mostró en sintonía con el mundo de los mercados, no logra un retroceso en el Riesg País, el cual comenzó a dar firmes señales de desconfianza externa hacia la Argentina.
En medio de un escenario con una actividad productiva que no presenta signos de recuperación, los economistas son conservadores al brindar pronósticos respecto del desempeño para 2019.
Es que estiman que algunos sectores, como el campo y el turismo receptivo, podrán exhibir alguna mejora, pero advierten que el consumo se va a mantener retraído, por lo cual el mercado interno carecerá de impulso.
El año próximo comenzará con una pobreza en ascenso y una inflación que no está bajo control pese a una economía congelada ante las elevadas tasas de interés.
A su vez, se espera que en las últimas semanas de 2018 el dólar vuelva a ser demandado por las empresas, lo cual podría dar envión a su precio, si la oferta se mantiene en niveles limitados.
A pesar de ello, el Gobierno considera que el valor de la moneda norteamericana es ahora previsible a causa de la puesta en marcha del esquema de bandas de flotación dispuesto por el Banco Central. En Hacienda lo que preocupa es el Riesgo País, que llegó a su punto más alto en tres meses.
Una combinación de desconfianza local por la recesión y la proximidad de las elecciones es la que presiona sobre ese indicador que es seguido de cerca por los funcionarios de Cambiemos.
Los inversores demuestran dudas frente a la Argentina, mientras que la ausencia de reactivación no ayuda, puesto que es lo que necesita el Gobierno de manera urgente para disminuir la incertidumbre política.
También hay escepticismo respecto de cuál será el nivel de ajuste que podrá aplicar Macri en 2019, si se tiene en cuenta que es un año electoral al que llegará con una baja en la imagen positiva.

Mercados emergentes.
El incremento de la volatilidad de los mercados emergentes junto con la tensión comercial entre China y los Estados Unidos son otros factores que juegan en contra en las variables de la economía local.
En cuanto al largo plazo, los inversores comienzan a evaluar que si bien para el próximo año la Argentina tiene garantizado el financiamiento, el interrogante se vincula con qué sucederá en 2020 y si el país puede caer en default.
El Riesgo País finalizó la semana por encima de los 750 puntos, mientras que hace tan sólo unas semanas se encaminaba a ubicarse por debajo de los 600.
El indicador no llegaba a un nivel tan elevado desde la corrida cambiaria de agosto y, en este caso, se da aunque se encuentra vigente una restrictiva política monetaria impuesta por el FMI como condición para brindarle crédito a la Argentina.
La principal consecuencia de un Riesgo País tan alto se vincula con el encarecimiento para colocar deuda. Si en el largo plazo continúa en estos niveles alarmantes, se tornará insostenible un tipo de cambio estable, por lo que los trabajadores serán vapuleados por una nueva devaluación. (NA)