“Los chicos robados en la dictadura son víctimas vivas”

El embajador argentino en los Estados Unidos, Héctor Timerman, dijo que “los hijos robados a los desaparecidos son víctimas vivas, que caminan todos los días por las calles, y son secuestrados que llevan más de treinta años de secuestro”. Timerman habló ayer en un acto realizado en un salón del Congreso de los Estados Unidos, en Washington, en el primer paso de un plan para lograr que los distintos organismos oficiales norteamericanos desclasifiquen material sobre la dictadura militar que sirva especialmente para la recuperación de hijos a quienes el gobierno militar secuestró y suprimió su identidad.
Timerman dijo telefónicamente que “un gobierno extranjero solo puede conseguir una sala por mediación de un representante (diputado) del Congreso de los Estados Unidos”. En este caso se trató de Eliot Engel, presidente de la subcomisión de asuntos del Hemisferio Occidental, que en la jerga diplomática norteamericana es el nombre que reciben los asuntos del continente americano. Del acto participó también el diputado porteño del Frente para la Victoria Juan Cabandié, nieto recuperado por Abuelas de Plaza de Mayo.
La embajada en Washington ilustró el tema con la proyección del trabajo multimediático “Abuelas: 30 años buscándote”, dirigido por el cordobés José García, que ganó el Premio Nacional de Periodismo instituido por Télam en el 2007 y entregado el último sábado en la Feria del Libro.
“Más allá de su lucha personal por los derechos humanos, este encuentro tiene un gran valor para fortalecer en los Estados Unidos la comprensión sobre la batalla argentina”, escribió Engel
a Timerman en referencia a la reconstrucción del pasado y el resguardo de la democracia. “El respeto a la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos son elementos indispensables para que el hemisferio occidental pueda jugar un gran papel en el siglo XXI”, dijo también Engel. (Télam)