Macri anunció Plan de Salud

EL GOBIERNO SALDA DEUDA HISTORICA CON LAS OBRAS SOCIALES

El Gobierno puso en marcha ayer un esquema para comenzar a devolver, de manera paulatina, los fondos adeudados a las obra sociales sindicales, a las que destinará un pago efectivo de $2.704 millones en un primer tramo, sobre un total más de $30.000 millones.
El presidente Mauricio Macri anunció la medida en un acto en el Salón Blanco de la Casa Rosada, como parte de un paquete de medidas incluido en el plan de Cobertura Universal de Salud que presentó durante la jornada.
De esta forma, se comenzarán a liberar los 30.000 millones de pesos recaudados por el Fondo Solidario de Redistribución y que habían sido retenidos por el Estado, especialmente durante el kirchnerismo, cuya devolución era uno de los principales reclamos de todos los sectores cegetistas.
El objetivo “es que esos recursos contribuyan a reparar y saldar las acreencias acumuladas con las obras sociales y también a asegurar un mejor funcionamiento del sistema”, indicó el Gobierno, al tiempo que precisó en primer término “2.704 millones de pesos recaudados durante 2015 serán girados para el pago de prestaciones de alto costo que se adeudaba” a esas entidades de los gremios.
Otros 8.000 millones de pesos serán destinados a financiar el fortalecimiento de los hospitales públicos en el marco de la estrategia de la Cobertura Universal que impulsa el Ministerio de Salud como política de Estado, con especial énfasis en la población de menores recursos, cuya salud es cubierta por el sector público.

Fondo de Emergencia.
Y 4.500 millones de pesos se asignarán a la conformación del Fondo de Emergencia y Asistencia de los agentes del seguro de salud, que brindará asistencia financiera a obras sociales ante casos de epidemias y para el desarrollo de programas de prevención o la atención de situaciones especiales.
El remanente de poco más de 14.000 millones de pesos será colocado en bonos en pesos (Bonar 20) con amortización integral a su vencimiento, que permanecerán en custodia en el Banco Nación a nombre de la Superintendencia de Servicios de Salud.
Los intereses de esos bonos, pagaderos trimestralmente, serán integrados al Fondo Solidario de Redistribución volviendo de tal forma al sistema de salud para el pago de prestaciones.

Presentes y ausencias.
Presenciaron el anuncio en la Rosada los sindicalistas Antonio Caló (UOM), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Armando Cavalieri (Comercio), Carlos West Ocampo (Sanidad), Omar Plaini (Canillitas), Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (Uocra), Gerónimo Venegas (Peones Rurales), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio) y Ricardo Cirielli (Aeronáuticos).
Las principales ausencias fueron las de Hugo Moyano (Camioneros), Luis Barrrionuevo (Gastronómicos) y los posibles integrantes del triunvirato de la CGT reunificada, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer.
Cavalieri destacó que se trataba de “una vieja deuda” con los sindicatos y agregó: “Después de diez años nos dan la razón, era plata de los trabajadores”.
Por su parte, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, ponderó el hecho de que a través del diálogo con las organizaciones sindicales y las obras sociales se pudo llegar a una instancia de consenso para solucionar “un problema histórico” como el de la deuda que se había generado en los últimos años. (NA)

Declaración de Chapultepec
Macri también suscribió en la Casa de Gobierno la Declaración de Chapultepec, documento elaborado en 1994 en México por la Sociedad Interamericana de Prensa y que establece diez principios sobre libertad de expresión y libertad de prensa.
El Presidente firmó el documento durante una ceremonia que se realizó en el Salón de los Científicos, ante una delegación de directivos de la SIP, organizadores de la conferencia en la que se aprobó el 11 de marzo de 1994 en México esta declaración, y de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas.
Participaron del encuentro miembros de la SIP, Adepa, el titular del Enacom Miguel de Godoy y otros funcionarios nacionales.
El documento tiene como eje conceptual que “ninguna ley o acto de gobierno puede limitar la libertad de expresión o de prensa, sin importar el medio de que se trate”, y desde su vigencia ha sido suscrita por 61 presidentes de los diferentes países americanos.