Macri aprieta a gobernadores radicales para que no desdoblen

SIGUE DE VACACIONES

“Los gobernadores ganamos todos, pero acá hay que asegurarte tu reelección, porque si se pierde la Nación esto es imposible. Pensemos como Cambiemos”, le dijo Gerardo Morales a Macri. El gobernador de Jujuy fue quien rompió el hielo del tema álgido que había convocado a la cumbre de Cumelén: las presiones crecientes de los gobernadores de Cambiemos, con María Eugenia Vidal a la cabeza, para despegar su elección de la presidencial.
Por eso, Macri convocó a su casa en el country de Villa la Angostura a Morales, el mendocino Alfredo Cornejo y al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que aterrizó acompañado por su vice, Diego Santilli. La Rosada había programado este encuentro en medio de las presiones de María Eugenia Vidal para desdoblar las elecciones bonaerenses, en una jugada que es resistida por Macri y por su mano derecha, Marcos Peña.
El objeto que había trascendido del encuentro era conseguir que los gobernadores radicales acepten unificar sus comicios para meterle más presión a Vidal que la que ya habían sugerido con voceros como Elisa Carrió y Horacio “Pechi” Quiroga, el candidato de Cambiemos en Neuquén.
Macri se mostró muy cordial y los gobernadores radicales no hicieron del desdoblamiento una causa de vida o muerte.
Macri propuso un mecanismo: Definirlo entre febrero y marzo y hacerlo de manera conjunta en una reunión similar a la que estaban teniendo. Esto alentó las versiones que Macri había habilitado el desdoblamiento, ya que en efecto no mostró una oposición tajante.
A los presentes les quedó la sensación que Macri aceptaría que desdoblen Cornejo y Morales, pero que quiere ir a la presidencial con las elecciones de la Ciudad y la Provincia unificadas.
(Lapoliticaonline.com)