Macri firmó decreto por el bono de $5.000

SUMA PODRA PAGARSE EN MAS DE DOS CUOTAS Y SER TOMADO A CUENTA DE PARITARIAS

El presidente Mauricio Macri firmó ayer el decreto para pagar un bono de fin de año para los trabajadores de hasta $5.000 pesos en dos o más cuotas, mientras que se confirmó una suma similar para empleados del sector público.
Los ministros de Educación, Alejandro Finocchiaro, y de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmaron la firma del decreto y señalaron que también habrá una compensación parcial para los trabajadores de la administración pública nacional.
El decreto del bono a privados, que se deberá abonar en dos pagos de 2.500 pesos con los sueldos de noviembre y enero próximos, será publicado el martes en el Boletín Oficial, fue también rubricado por todos los ministros del Gabinete.
Finocchiaro dijo que durante la reunión de Gabinete que encabezó el Presidente en la Casa Rosada, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, explicó que el bono para privados “podrá ser utilizado” a cuenta de futuras negociaciones de paritarias en el sector privado.
La CGT, que frenó la posibilidad de convocar para fin de mes al quinto paro general en la era Macri tras negociar este bono con el Gobierno y los empresarios, rechazaba de plano esta chance de que los 5.000 pesos del beneficio puedan ser utilizados como adelanto de los aumentos que se acordarán en paritarias.
El bono fue eje de cruces de declaraciones y de idas y vueltas entre las tres partes implicadas, más aún luego de que algunas cámaras empresariales, como la UIA y la CAME, dejaran trascender que varias empresas no estarán en condiciones de pagar el bono pese a la obligatoriedad del mismo.

Decreto.
El decreto que firmó Macri es el del borrador que había circulado en los últimos días y que además ordena a las empresas avisar al Gobierno diez días antes de despedir empleados y activar una instancia de mediación entre las tres partes para analizar si es posible frenar esas cesantías.
“Establécese hasta el 31 de marzo de 2019 un procedimiento por el cual los empleadores, antes de disponer despidos sin justa causa, deberán comunicar la decisión al Ministerio de Producción y Trabajo con una anticipación no menor a diez días hábiles de hacerla efectiva”, dice el decreto.
En lo que refiere al bono, se deja abierta la posibilidad de negociar empresa por empresa otro mecanismo, como por ejemplo abonar en más cuotas, aunque en acuerdo con el sindicato del sector.
“Las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo, representantes de los trabajadores y empleadores, podrán adecuar la implementación de lo dispuesto en el presente decreto en materia de plazos y montos para aquellas actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o en declinación productiva”, se indica al respecto en el decreto.
A su vez, explicita que aquellos acuerdos salariales que ya fueron cerrados a lo largo del año y hayan pactado una revisión “podrán compensar el aumento” con la suma total del plus salarial, salvo que las empresas y los gremios acuerden “expresamente” su no absorción.
Además, dispone que las empresas que ya otorgaron “unilateralmente” otros incrementos sobre las subas salariales “podrán compensarlos” con la suma total del bono.

Estatales y seguridad.
En tanto, los empleados públicos de la Nación percibirán un aumento salarial del 10%, además del bono de $5.000, confirmó el Gobierno, que firmó también un acuerdo idéntico para efectivos de Policía Federal, Prefectura y Gendarmería.
El mismo se alcanzó tras una serie de reuniones entre el vicejefe de Gabinete y secretario de Modernización, Andrés Ibarra; el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica; el secretario de Trabajo y Empleo, Jorge Triaca; y el secretario General del sindicato Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez.
El entendimiento para los estatales incluye una suma fija de $5.000, que se abonará por única vez con el salario de diciembre próximo, y también un aumento salarial del 5% en enero y 5% en febrero.
La medida beneficiará a unos 140.000 trabajadores incluidos en el Convenio Colectivo de Trabajo General para la Administración Pública Nacional, quedando excluido el personal político.
Durante la jornada, el Gobierno también decidió dar la misma recomposición salarial para los integrantes de las cuatro fuerzas federales de Seguridad, dejaron trascender fuentes del Ministerio del área.

Triaca dejaría su cargo antes de fin de año
El secretario de Trabajo, Jorge Triaca, tendría definido abandonar su cargo antes de fin de año y podría continuar en el Gobierno como embajador en el exterior.
El motivo de la salida del funcionario sería el desgaste que viene acarreando, especialmente desde el incidente que tuvo con su empleada personal Sandra Heredia a raíz de su despido y por las presuntas irregularidades en la intervención del sindicato del SOMU.
Las versiones del alejamiento de Triaca no fueron descartadas por voceros del Gobierno e incluso fueron dadas por ciertas por sindicalistas de la CGT que en los últimos días mantuvieron reuniones con el secretario de Trabajo en el marco de la negociación del bono de fin de año.
Tras el escándalo con Sandra Heredia, Triaca además vio afectada su relación con el sindicalismo, luego de un año complicado con despidos y recesión económica y en el que no se cumplieron las metas de inflación fijadas a principios de año.
Trascendió que el funcionario considera que su ciclo en Trabajo está cumplido y que acordó en buenos términos con el presidente Mauricio Macri su inminente paso al costado, el cual podría producirse poco después de la cumbre del G-20 del 30 de noviembre y 1 de diciembre próximos. (NA)