Macri le dio una “nueva directiva” a los militares para “colaborar” en la seguridad interior

El presidente Mauricio Macri dio a conocer este lunes “una nueva directiva de política de defensa nacional” que incluye la “colaboración” de efectivos de las Fuerzas Armadas en tareas de “seguridad interior”.

El jefe de Estado señaló que los militares actuarán como “apoyo logístico en la zona de fronteras”, así como ante “eventos de carácter estratégico”.

Al respecto, afirmó que “es importante” que las fuerzas militares “puedan colaborar con la seguridad interior, principalmente brindando apoyo logístico en la zona de frontera, interviniendo frente a la prevención de eventos de carácter estratégicos” .

Las Fuerzas Armadas tendrán también como misión la “custodia y protección de los objetivos estratégicos”, señaló Macri durante un acto que encabezó en Campo de Mayo junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y los jefes militares.

Aguad, a su turno, precisó en declaraciones periodísticas que el Ejército actuará como “fuerza disuasiva” en los pequeños poblados” de frontera para que “no haya peligro de que puedan instalarse grupos vinculados al narcotráfico y también grupos terroristas”.

Aguad indicó que con ese objetivo se creará una “fuerza de despliegue rápido con 10 mil hombres”.

En tanto, Macri, luego de remarcar el “compromiso y entrega” del personal militar, aseguró que en el marco de esta reforma “es importante trabajar en una ley de personal militar, que les permita hacer sus tareas de la mejor manera posible” y “tener un sistema reservas” para “aumentar la capacidad de reservas en caso que sea necesario”.

“Tenemos un sistema de defensa desactualizado producto de años de desinversión”, precisó el mandatario, quien puntualizó que “seguimos con un despliegue territorial para amenazas antiguas”,

Por otra parte, consideró que “las fuerzas necesitan contar con salarios adecuados y un servicio de salud de calidad para ellos y su familia”.

Además, instó entender que “los hombres y mujeres de la fuerzas armadas del silgo XXI son de la democracia”, tras asegurar que “hay que poner en valor la familia militar”.

El jefe de Estado lanzó la reforma militar con la presencia del jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Bari del Valle Sosa, junto a los Jefes de Estado Mayor del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

“Sabemos que esta transformación no será fácil, pero celebro que estemos unidos para alcanzar los consensos que nos permita una política de largo plazo y ausencia de una política de a largo plazo”, afirmó el Presidente, tras considerar que “hoy estamos dando el primer paso para construir las fuerzas armadas modernas profesionales y equipadas que la argentina necesita”.

Macri aclaró que “este proceso de modernización comenzará con una nueva directiva de defensa nacional, de proteger la soberanía y la integridad territorial de nuestro país” y sostuvo que “es clave” que las efectivos militares “puedan apoyar nuestra política exterior, contribuyendo con la integración al mundo, con una mayor presencia en las misiones de paz en Naciones Unidas y sosteniendo nuestra presencia en la Antártida”.

Sostuvo además, que “como parte de las nuevas misiones sera fundamental la participación de las fuerzas armadas como custodia y protección de objetivos estratégicos”, a los “se le agrega el desafío del ciberespacio, seguridad de los activos”.

El jefe de Estado dijo que los militares seguirán asistiendo a los argentinos actuando “ante las catástrofes naturales”.

En otro pasaje de su exposición expresó: “Estoy acá porque queremos saldar deuda que tenemos con las fuerzas armada de la democracia”.

“Estamos promoviendo un instrumento militar que nos permitirá avanzar hacia la eficacia del funcionamiento de las fuerzas armadas, por eso es necesario actualizar la doctrina y los planes de carrera militar, para el uso de nuevas tecnologías”, afirmó.

En ese contexto, habló sobre la necesidad de “fortalecer empresas de ingeniería e industria como FADEA y Tandanor”.

Al anunciar las reformas, el presidente sostuvo que “es necesario avanzar en un debate genuino y sincero sobre el sistema de defensa de nuestro país, un debate que nos permita reflexionar sobre el presente y futuro de las fuerzas armadas”.

Aclaró además que “los argentinos vivimos en una zona de paz y estabilidad” pero aclaró que “somos parte de ese mundo complejo, donde las amenazas, riesgos y desafíos requieren una articulación eficiente”, al fundamentar la iniciativa gubernamental, y enfatizó que “necesitamos que sean capaces de enfrentar los desafíos del siglo XXI”.