Macri presentó la reforma electoral para instituir el voto electrónico

El presidente Mauricio Macri presentó ayer formalmente el paquete de proyectos de ley de la reforma electoral que buscará instituir el voto electrónico a nivel nacional, una modificación parcial del sistema de primarias y el refuerzo de los controles al financiamiento y a las irregularidades en los comicios.
En un breve acto que tuvo lugar a las 10, en el Centro Cultural Kirchner, el Presidente dijo que la reforma es “un paso adelante muy importante para nuestra democracia” y que busca que “se respete lo que la gente vote”.
Acompañado por el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, Macri hizo alusión a una “segunda parte” de la reforma que tendrá lugar después de las elecciones de medio término: “Yo quería muchos más cambios, pero me dijeron, como decía ‘Mostaza’ Merlo, hay que ir paso a paso”.

PASO.
Esa referencia tenía que ver con la posible modificación de la obligatoriedad de las primarias y, especialmente, con la creación de un instituto autónomo electoral que sustituya a la Dirección Nacional Electoral y -en parte- diluya el rol de la Cámara Nacional Electoral, elementos para los que no hubo consenso y que el oficialismo espera impulsar de cara a 2019.
Macri explicitó que más adelante “se evaluará si las PASO han sido o no un instrumento valioso” y que se abocarán a “encarar un órgano electoral independiente”, además de “terminar con las reelecciones indefinidas en todo el país”.

Cambio.
Sobre el final, fuentes de Interior anticiparon a Télam una nueva y -se espera- última modificación al anteproyecto que será oficializado hoy en la Cámara de Diputados: el Gobierno decidió incluir otro cambio en el sistema de primarias que permita una fórmula presidencial abierta en las internas, sin un precandidato a vicepresidente.
Dos fuentes de la Casa Rosada confirmaron que el cambio se definió “entre ayer (miércoles) y hoy (ayer)”, y busca que de ahora en adelante, en las primarias se vote una fórmula uninominal, sin binomio que contenga un precandidato a vicepresidente y sólo incluya al precandidato a jefe de Estado.
“Así, en octubre, el frente electoral que concurrió a las PASO podrá definir después de las primarias cómo queda el binomio, lo que fortalece a la coalición”, explicaron desde Interior.

Conferencia de prensa.
Luego del discurso presidencial, Frigerio y Pérez ofrecieron una conferencia de prensa en la que confirmaron que el proyecto contendrá otro cambio en las internas, por el cual los votantes podrán solamente sufragar en un mismo frente electoral y no entremezclar coaliciones en diferentes categorías.
“El disparador de estas modificaciones es la interpretación de que en la sociedad no hay plena confianza sobre la elección de los representantes ante el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo”, indicó Frigerio, quien agregó que “este primer capítulo de la reforma es una ley única que se va a presentar en el Congreso a la brevedad y esperamos que sea debatida y sancionada lo más rápido posible”.
Desde el oficialismo confirmaron lo adelantado por Télam el miércoles: el paquete legislativo de la reforma estará dividido en tres proyectos, uno con la reglamentación de la BUE y los cambios en las PASO, otro sobre la regulación de la transición y otro sobre el debate presidencial.
“Es la estrategia que nos conviene porque si enviamos los tres juntos o todo en un proyecto ómnibus es agregar elementos de negociación. Hay más chances de que todo se logre sancionar si lo dividimos”, explicó uno de los estrategas de la Rosada en la negociación con la oposición parlamentaria.
En la rueda de prensa, Pérez se refirió a que, si bien esta ley no modifica la regulación sobre el financiamiento de las campañas y los partidos, “refuerza los controles”: “El mayor problema que tenemos es el control sobre el financiamiento, ya existe una ley que establece tiempos y niveles de aportes. El problema es que no se cumple y cuando hay sanciones, llega 10 años más tarde”.
“Esta ley triplica el nivel de auditores contables, los lleva de 8 a 24, y crea un proceso sancionador que no había y una fiscalía general que actuará ante la Cámara Nacional Electoral”, añadió.
En el acto estuvieron presentes la vicepresidenta Gabriela Michetti, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra -quien tendrá participación en lo que concierne a la aplicación- y otros funcionarios del Gobierno. (Télam)

“No dieron nada en concreto”
El ministro de Gobierno y Justicia de la provincia de La Pampa, Daniel Bensusan, y el diputado nacional del PRO, Martín Maquieyra, fueron dos de los dirigentes políticos de la provincia que participaron ayer del acto en el que el presidente Mauricio Macri anunció un proyecto de reforma electoral (ver página 4).
El diputado nacional, que reemplaza en su banca a Carlos Javier Mac Allister, actual secretario de Deportes de la Nación, consideró la iniciativa como trascendental para que las elecciones sean más transparentes, especialmente la implementación de la boleta electrónica: “Permitirá una votación más segura y una modernización del proceso electoral, que fue satisfactoria en la provincia de Salta, y en las ciudades de Neuquén, Resistencia y Buenos Aires”.
Bensusan, en cambio, fue más cauto. “La realidad es que no nos dieron nada en concreto. El proyecto no nos lo dieron porque, al parecer, no estaba la redacción final. El presidente hizo hincapié en la boleta única electrónica, que se programa para las elecciones nacionales, no para las provinciales, es decir, para las elecciones legislativas nacionales del año que viene, tanto en las primarias de agosto como en las generales de octubre”, informó a Radio Noticias.

Unificar.
Maquieyra explicó que mediante la Boleta Unica Electrónica el votante podrá ver, antes de colocar la boleta en el sobre, a quiénes eligió como candidatos. “No es el voto electrónico, es la boleta que se imprime en el cuarto oscuro para luego ponerla en la urna tradicional”, aclaró.
La iniciativa incluye la eliminación de colectoras y candidaturas múltiples, el debate presidencial obligatorio, el fortalecimiento de la Justicia para el control del financiamiento de los partidos políticos, la ley de transición para un traspaso ordenado y responsable de la administración nacional y primarias más ordenadas.
Destacó la importancia de esas medidas en el proceso de elecciones. “Este proceso de modernización en las elecciones beneficiará considerablemente a todos los argentinos porque tendremos en 2017 un sistema electoral más ordenado, claro, equitativo y transparente”, dijo.
Bensusan destacó además que en el futuro Nación impulsará la creación de un organismo externo encargado de llevar adelante los actos electorales junto con la modificación en el sistema actual de rendición de gastos de campaña para los partidos políticos. “También hizo hincapié en cambiar el cronograma electoral, teniendo en cuenta que el año pasado en el país hubo elecciones todos los meses. La idea, respetando las autonomías provinciales, es que aquellas que no unifiquen sus elecciones con Nación, al menos unifiquen sus calendarios entre sí”, explicó.

Compartir