Macri se reunió con los gobernadores

EL GOBIERNO BUSCA CERRAR LAS NEGOCIACIONES POR EL PRESUPUESTO 2019

El presidente Mauricio Macri recibió ayer a los gobernadores para cerrar las negociaciones por el Presupuesto 2019, que será enviado el viernes al Congreso para su tratamiento, mientras que avanzará en el diálogo con los distintos bloques para “agilizar” el tratamiento en el Parlamento.
El encuentro se llevó a cabo en el Salón Eva Perón y contó con la presencia de representantes de 22 de las 24 provincias: los únicos distritos ausentes fueron San Luis y La Pampa.
“De parte de los gobernadores encontramos un acompañamiento a la necesidad de que el Presidente cuente con un Presupuesto y también el convencimiento de que tiene que ser con equilibrio entre ingresos y gastos”, sostuvo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.
En conferencia de prensa tras el encuentro, su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que “la Nación necesitaba la colaboración de las provincias” para reducir el déficit y subrayó que el diálogo le “da un plus, porque da un marco institucional que muestra que no es un Gobierno buscando el equilibrio fiscal, sino que es el sistema político de la Argentina”.
“Quiero agradecer el trabajo que hemos hecho estos meses como un equipo. Es el Presupuesto del Gobierno, pero hemos logrado el entendimiento de miembros de la oposición acerca de la necesidad de alcanzar el equilibrio presupuestario”, añadió el jefe del equipo económico, quien precisó que el proyecto será enviado entre el próximo viernes y sábado.

Los números.
Aunque Dujovne evitó dar precisiones sobre los indicadores macroeconómicos previstos para 2019, trascendió que se estima una inflación de 23 por ciento, un dólar de 43 pesos y crecimiento 0 por ciento, tras la recesión del 2,5 de este año.
En ese sentido, el titular del Palacio de Hacienda sí señaló que son números “conservadores”, particularmente “en términos del crecimiento para el año próximo, puesto que se va a finalizar este año con un crecimiento negativo de la economía que va a dejar un fuerte arrastre negativo para el año próximo”.
El jefe de la cartera política afirmó que con estas negociaciones apuntan a “dar señales para eliminar las incertidumbres y la volatilidad en el mercado y volver a tener una agenda de desarrollo”.
Asimismo, Frigerio reconoció que vienen “trabajando en paralelo con representantes del Parlamento con la idea de que ese trabajo previo pueda agilizar la discusión, el debate y la posterior sanción del Presupuesto”.

Pacto Fiscal.
Dujovne reiteró que habrá una “agenda al Pacto Fiscal que tendrá que ser ratificada en el Congreso para plantear algunas modificaciones, como en el cronograma de rebaja del impuesto a los sellos, no así de ingresos brutos”
A la vez, el ministro de Hacienda se refirió al planteo de algunos gobernadores de elevar el impuesto a los bienes personales en el exterior y señaló que “el Congreso deberá tratar una eventual modificación” a ese tributo, que aclaró que “el Gobierno no está impulsando”.

Reunión de Gabinete
Por otra parte, Macri admitió ante la plana mayor del oficialismo que su Gobierno “cometió errores propios” pero sostuvo que “sin Cambiemos, la tormenta hubiera generado una crisis como la de 2001” en el país.
“Sin Cambiemos en el Gobierno, esta tormenta hubiese destruido hasta el último cimiento de la Argentina como pasó hace 17 años”, dijo el Presidente al dar un discurso en la reunión de Gabinete ampliada que encabezó en la sede del CCK.
No obstante, agregó que “eso no pasó” porque actualmente hay un Gobierno “con una convicción clara y que tiene un vínculo muy fuerte con el mundo”.
El Presidente se pronunció de esta forma al tomar la palabra en la reunión con cientos de funcionarios, en la que hizo una evaluación de la crisis cambiaria y reconoció errores propios, y además arengó a su tropa de cara a lo que resta de la gestión.
“Nunca en su historia la Argentina ha tenido este nivel de apoyo político de los principales países del mundo”, resaltó Macri. (NA)

FMI exige reformas
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, condicionó la posibilidad de otorgar un nuevo desembolso a la Argentina si el Gobierno de Mauricio Macri “incluye reformas serias en su plan”.
Aseguró que el organismo pretende que la Argentina tenga una política monetaria con “claridad” y “transparencia”.
Mientras continúan las negociaciones entre el FMI y la administración de Mauricio Macri por un nuevo desembolso, Lagarde sostuvo: “Si el presidente incluye reformas serias en su plan, entonces lo veremos, evaluaremos el impacto en la situación macroeconómica de la Argentina, determinaremos la sostenibilidad de la deuda y trabajaremos con ellos”.
En declaraciones al diario Financial Times, aseguró que en la política monetaria esperaba “claridad, transparencia, información adecuada y debida para los operadores del mercado y una mejor comunicación”.
Días atrás, el FMI aseguró que intentaba “concluir tan rápido como sea posible” el nuevo acuerdo con la Argentina.
El FMI aprobó en junio un acuerdo ´stand-by´ con la Argentina a tres años por 50.000 millones de dólares, del cual ya recibió 15.000 millones, en medio de una corrida cambiaria que comenzó en abril y tomó impulso en las últimas semanas.