Macri vetará la Ley antidespidos que aprobó el Congreso

DIPUTADOS DIO SANCION AL PROYECTO DE EMERGENCIA OCUPACIONAL

La Cámara de Diputados convirtió en la mañana de ayer en ley el proyecto de emergencia ocupacional, que prevé la suspensión de despidos por 180 días y la doble indemnización, en una votación que contó con el respaldo de la mayoría de los bloques opositores y la abstención del oficialismo.
Esta posición del interbloque Cambiemos se dio en sintonía con el veto a la iniciativa anunciado por el Poder Ejecutivo por considerar que su tratamiento obedece solamente “a la interna del PJ”.
El proyecto obtuvo 147 votos a favor, 3 en contra y 88 abstenciones, tras casi 6 horas de debate, que se sucedieron a las 12 que demandaron los tratamientos de los proyectos sobre Acceso a la Información y sobre reintegro del IVA.
La votación del dictamen del FPV-PJ, respetando el texto aprobado en abril por el Senado, se trató en primer término, por lo que no fue necesario que se pusieran a consideración los dictámenes de Cambiemos, del Frente Renovador, de la Izquierda y del Socialismo, que reunían menor cantidad de firmas.

Massismo.
Fracasadas las gestiones del massismo para aunar una estrategia en común con el resto de los bloques peronistas para derrotar al oficialismo, puertas adentro del Frente Renovador debatieron hasta minutos antes de la votación sobre la conveniencia o no de acompañar el proyecto del FPV-PJ.
Finalmente, al momento de la votación, el massismo se resignó a la incidencia de la abstención de Cambiemos en el conteo definitivo y votó favorablemente por “estar de acuerdo con el espíritu de la ley”.

Romero.
Entre los discursos principales, el presidente del bloque Justicialista, Oscar Romero, señaló que “ante la actual situación laboral no queda otra que poner el pecho”
“Hoy acá tenemos que tratar de parar lo que está pasando día a día que es la llegada de telegramas. Porque sin trabajadores no hay empresas, sin empresas no hay mercado y sin mercado no hay consumo”, expresó.
Y concluyó: “No nos motiva poner en un aprieto al Presidente de la Nación sobre la necesidad de vetar esta ley. Solo queremos que piense en los trabajadores que están viendo si hoy pueden llevar la comida a su casa o no”.

Camaño.
Por el Frente Renovador, Graciela Camaño consideró que se trató sólo de “una sesión testimonial” al expresar la molestia de su bloque por el acercamiento entre el FPV-PJ y Cambiemos para definir la suerte de la sesión.
“Me queda una rara sensación de esta sesión. Porque da como resultado una mala ley que va a estar vetada; y en definitiva lo que estamos haciendo es lastimándonos entre nosotros”, aseveró.

Negri.
Al fijar su posición, el titular de la bancada radical, Mario Negri, explicó: “Nuestra abstención es porque en las últimas horas el mundo del peronismo buscaba ponerse de acuerdo”.
“Sabemos que perdemos, que no es mayoritaria nuestra voluntad, pero no traicionamos a nadie. No nos hemos movido de lo que pensamos”, añadió.
Y en referencia a la acusación que recibió por parte de Massa, afirmó: “Nadie se ha dado vuelta en ninguna media”.
Por su parte, su compañero de bloque Luis Petri consideró que la discusión del proyecto “no tiene que ver con el tema laboral” y remarcó que “el Frente para la Victoria no se ha dado cuenta que el 10 de diciembre las cosas cambiaron en la Argentina”
Dirigiéndose al mayor bloque de la oposición, enfatizó: “Se paran en la puerta del Correo para contar los telegramas de despido que entran; y buscan encuestas truchas sobre cifras de desempleo para decir que hay ola, las mismas encuestas que le decían que Daniel Scioli arrasaba en la segunda vuelta -de la elección presidencial-.

Pitrola.
En nombre del Partido Obrero, Néstor Pitrola sentenció: “Es un secreto a voces que hay un pacto entre el macrismo y el kirchnerismo para que el tema se termine rápido”.
“Llegamos a esta sesión con el silencio ensordecedor de las centrales sindicales”, remató. (Télam)

Cambiemos: “El presidente vetará la ley”
La sanción de la ley y el inminente veto del presidente Mauricio Macri agudizaron las voces a favor y en contra de la flamante norma.
Desde el gobierno remarcaron ayer que el Poder Ejecutivo usará “todas las herramientas legales e institucionales para evitar que este tipo de iniciativas afecten el trabajo de los argentinos” y anticiparon que hoy quedaría materializado el veto total a la ley de Emergencia Ocupacional.
Incluso anoche, fuentes oficiales afirmaron que el presidente Macri anunciará hoy por la mañana el veto de la ley durante el acto que va a encabezar en la empresa avícola Cresta Roja.
Por su parte, el presidente del bloque de Cambiemos en Diputados, Nicolás Massot, dijo que el gobierno no le teme a las acciones sindicales que podrían producirse tras el anunciado veto del Presidente a la ley antidespidos y sostuvo que la oposición debatió la “conducción del peronismo” y “no la defensa del empleo”.
“Estamos convencidos de que ésta no era la solución, sino que incluso puede ser perjudicial”, afirmó Massot en declaraciones a radio Belgrano, en las que afirmó que el gobierno nacional “no tiene miedo” a probables acciones de los sindicatos tras el veto presidencial, que podría ocurrir entre hoy.
Por su parte, el diputado nacional del PRO Pablo Tonelli también ratificó que el presidente vetará la ley, al considerar que la norma “no va a acarrear ningún beneficio para los trabajadores”.

Pinedo.
El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, rechazó ayer las “amenazas” sobre la posibilidad de que un sector del sindicalismo convoque a un paro nacional en contra del veto presidencial y declaró que “hay que salir de la politiquería” y “ponerse a trabajar en conjunto: empresarios, sindicalistas y gobierno para crear fuentes de trabajo genuinas”.
Pinedo explicó a Télam que la prueba de que la administración de Macri tiene como meta la generación de empleo “está plasmada en los proyectos de promoción para las pymes y en el objetivo de dar reglas claras para la enorme cantidad de inversiones que están esperando para arribar a la Argentina”.
El senador nacional de Cambiemos explicó que el oficialismo decidió abstenerse en la votación por considerar que “el debate ya estaba dado y estaban claras las posiciones para la opinión pública”. (Télam)

Advertencia sindical
El titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, dijo ayer que el anunciado veto a la ley antidespidos sancionada por el Congreso Nacional será “un cachetazo en el rostro al movimiento sindical”, y anunció que desde esa central “se convocará a la acción” y a la “movilización”.
“La votación del Congreso ha sido un hecho positivo porque forma parte de una demanda apoyada por 300 mil trabajadores en un acto sin precedentes y que fue parte de un primer acto de resistencia”, señaló el dirigente sindical en diálogo con Télam.
Por su parte, el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, advirtió que “hay que hacer un paro nacional” si el Poder Ejecutivo decide vetar la ley, aunque dijo tener esperanza de que el presidente “reflexione”.
“Yo espero que el Presidente reflexione. Vamos a insistir para que el Senado vuelva a votarla. Si decide vetarla hay que hacer un paro nacional, pero tengo esperanzas de que se pueda hablar”, señaló Micheli.
Además, el secretario general del Sindicato de Mecánicos (Smata), Ricardo Pignanelli, advirtió que “por ahí, habrá que salir a la calle”, y señaló que si el gobierno toma la situación “como una pulseada, se va a perjudicar a los trabajadores”.
“Ojalá me escuche Macri y no vete la ley. No es un capricho; es no despedir durante 90 días y buscar soluciones para los trabajadores”, dijo el sindicalista.
Por último, el secretario adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), Pablo Moyano, no descartó un paro general de actividades.
“Si veta la ley va a cometer un error histórico y si es así no descartamos un paro general”, aseguró el dirigente gremial en declaraciones a Radio Télam. (Télam)

Rechazo empresarial
Las principales entidades gremiales empresarias del país rechazaron ayer la sanción de la Ley de Emergencia Ocupacional e instaron a trabajar en conjunto para incrementar el empleo, particularmente en las Pymes.
“Lamento que el Congreso Nacional no haya tenido en cuenta las objeciones de la Unión Industrial Argentina y las entidades más representativas del país” al momento de aprobar la mencionada ley, expresó a Télam el dirigente industrial Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) .
“No tuvieron en cuenta las objeciones que hicimos respecto a la inexistencia de la emergencia ocupacional y la experiencia en esta cuestión en el marco internacional”, señaló Funes de Rioja.
Añadió que “estas medidas no favorecen ni al mantenimiento del empleo ni a la generación de nuevos puestos de trabajo, especialmente en las Pymes, que terminan temerosas de contratar empleados por el permanente cambio de reglas de juego”.
El presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Jaime Campos, consideró que llegó la hora de trabajar en conjunto para incrementar el empleo en el país.
“Creo que ahora es el momento de mirar para adelante”, respondió Campos a la consulta de Télam, al tiempo que indicó que “Gobierno, sindicatos y empresarios tienen que pensar en formas de incrementar el empleo, reducir la informalidad y capacitar a la gente para facilitarle su inserción en el mundo laboral”.
Otro integrante de la UIA, José Urtubey, remarcó que la ley “no es correcta porque va contra los trabajadores”. (Télam)

Un pedido opositor
El titular del Frente Renovador, Sergio Massa, aseguró ayer que el presidente Macri “tiene
la facultad” de vetar la denominada ley antidespidos, aunque le pidió que escuche a los trabajadores “que sienten miedo a perder el empleo”.
A pesar de apoyar el proyecto de Emergencia Laboral impulsado por el Frente para la Victoria, Massa aseguró que el kirchnerismo “juega al fracaso de Macri”, y también se manifestó crítico con el oficialismo al calificar de “incoherente” la postura de abstenerse durante la votación de la iniciativa.
Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Diputados, José Luis Gioja, sostuvo que “ante la contundencia de los números” el presidente “debería pensar si veta la ley” de emergencia ocupacional y propuso pedir una reunión con el jefe de Estado para “discutir con él la necesidad de que la promulgue”.
“Tenemos que hablar con el Presidente”, sostuvo Gioja ante algunos legisladores en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados.
Según Gioja, el presidente Macri “debería recibirnos a los diputados y senadores que pensamos distinto y discutir sobre la inconveniencia de vetar una ley que tuvo amplísimo consenso”.

Recalde.
El titular del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, le pidió ayer al Presidente que no vete la ley porque es “para proteger el empleo”, y advirtió que si lo hace “tendrá el veto de los trabajadores”.
Recalde aseguró que “muchos creen que el salario es costo laboral, pero es inversión y consumo”.
“Yo le pido al presidente Mauricio Macri que no la vete, para proteger al empleo, y si el Presidente la veta, va a tener otro veto, que es el de los trabajadores”, apuntó.
Recalde también anunció que su bancada presentará un proyecto para ayudar a las pymes que “está vinculado con los problemas que tienen estas pequeñas empresas” relacionados “al ajuste y tarifazo”, y reiteró que para “nosotros no hay trabajadores de empresas pequeñas y grandes”.
También el ex ministro de Economía y actual diputado nacional, Axel Kicillof, le reclamó a Macri que “respete la voluntad” de los trabajadores. “Yo podría venir acá a decir que es una ley del Frente para la Victoria y que tuvimos un triunfo, pero lo único que hicimos que acompañar una ley que nos pidieron las cinco centrales obreras”, expresó Kicillof.
Por otro lado, el diputado nacional Felipe Solá justificó ayer el cambio de postura del bloque que lidera Sergio Massa, que decidió finalmente apoyar el proyecto antidespidos tal como se aprobó en el Senado, y calificó de “rara” la actitud del oficialismo de abstenerse a la hora de votar la iniciativa que la Cámara baja convirtió en ley. (DyN)

Movilización en Buenos Aires
Trabajadores estatales de la provincia de Buenos Aires y organizaciones sociales marcharon ayer por las calles de la Plata, en una movilización que se dirigió hacia la Legislatura provincial, donde se opusieron a la sanción de la Ley de Emergencia Administrativa, y luego a la Gobernación, para pedir por reapertura de las paritarias y mejoras en los ingresos salariales.
La marcha fue convocada en distintos puntos pero se concentró en Plaza Italia, en pleno centro de la capital provincial, y avanzó por calle 7, hasta el edificio legislativo en donde se armó el palco en el que los representantes gremiales abrieron los discursos enfocados en la eventual reforma administrativa, en el pedido de paritarias y en contra de “la política económica de ajuste”.
De la movilización participaron estatales de todos los sectores, de Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Soeme y Aemopba; docentes de Suteba, FEB, Sadop (privados) y Udocba, y judiciales nucleados en la en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB). (Télam)