¿Mafia china en la Triple Frontera?

ADVIERTEN SOBRE NEGOCIOS ILICITOS EN ARGENTINA, PARAGUAY Y BRASIL

La mafia china habría hecho base en la Triple Frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil, para desde allí expandir sus tentáculos financiándose con el contrabando y el tráfico de personas, entre otros delitos, según se advirtió en un encuentro internacional.
A la zona de la Triple Frontera se la vincula desde hace años con el terrorismo islámico y el lavado de dinero, pero a ese escenario en los últimos tiempos se le habría sumado el desembarco de la mafia china.
Durante un encuentro contra el comercio ilícito celebrado esta semana en Brasilia se vinculó el desarrollo del contrabando de origen chino en esa región con la afluencia de inmigrantes que llegan a la Argentina.
El preocupante dato fue presentado por la venezolana Vanessa Neumann, titular de la consultora internacional Asymmetrica y reconocida analista sobre la realidad que se vive en la zona de la Triple Frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil, durante el Cuarto Encuentro de la Alianza Latinoamericana Anticontrabando celebrado en Brasilia.
La experta venezolana puso la lupa también sobre el comercio ilegal de cigarrillos en la zona de la Triple Frontera: “Brasil y la Argentina están inundados de cigarrillos ilegales que les llegan desde Paraguay. Y son cigarrillos que, en su comercialización, utilizan las mismas redes que el tráfico de drogas”.
En la actualidad, el 14% del mercado de cigarrillos en la Argentina está tomado por la mercadería ilegal. Estas cifras ascienden al 22% en Chile y al 48% en Brasil.
“Dos aviones de carga llegan cada semana a Ciudad del Este, en la Triple Frontera: uno procedente de Dubai y el otro de China, cargados de mercadería para el contrabando. De hecho, las triadas ya empiezan a controlar parte del comercio en la Argentina y las fuerzas de seguridad me han dicho que se detienen unos cincuenta inmigrantes ilegales chinos por día”, afirmó Vanessa Neumann.

“Comercio ilícito”.
La especialista señaló a la paraguaya Ciudad del Este como “el corazón de una biósfera de comercio ilícito en toda la región, que se ha levantado desde la década de 1970 con la anuencia de funcionarios locales corruptos de los gobiernos de los tres países”.
“Ciudad del Este es un mini-Estado en el que el 70% del comercio es ilícito. Se estima que circulan desde allí 35 mil millones de dólares que no pagan impuestos, que es dinero negro que pierden las industrias y a las arcas fiscales de los países de la región”, explicó Neumann.
A su vez, el abogado y ex funcionario argentino Juan Marteau, alertó en el mismo encuentro que “la relación entre el hecho criminal de base que es el contrabando y el lavado de activos hoy no está del todo visible para los gobiernos”.
Marteau, abogado especialista en el combate al lavado de dinero y ex representante argentino ante el Grupo de Acción Financiera contra el Blanqueo de Capitales, sostuvo que “los contrabandistas existen, ganan dinero y lo reinvierten después de lavarlo”.
“Todos los países perciben que las principales fuentes de activos espurios son el contrabando, el narcotráfico y la corrupción. Y todos los países saben que los paraísos fiscales, los testaferros y las empresas-pantalla son los instrumentos privilegiados que contrabandistas, corruptos y narcos utilizan para lavar su dinero. Ahora lo que falta hacer es obstaculizar el lavado de activos de esos crímenes. A eso tenemos que apuntar”, enfatizó Marteau.
El especialista también llamó especialmente la atención sobre los volúmenes que alcanza el contrabando de cigarrillos en la región: “Por poner un caso, en Paraguay se producen 70 mil millones de cigarrillos al año. Pero se consumen sólo 3 mil millones. El resto va al contrabando. Y esto, que interfiere en la industria tabacalera por cifras multimillonarias, es un tema con poca visibilidad para los gobiernos. Sobre el narcotráfico hay más visión, más debate, pero el tema del cigarrillo es casi invisible”. (NA)