Marcharon los estudiantes

SECUNDARIOS PROTESTARON CONTRA LA REFORMA EDUCATIVA

Miles de estudiantes porteños se movilizaron ayer por la tarde por el centro de la Ciudad en protesta por la reforma educativa. “No al Secundario del Futuro y Aparición con Vida de Santiago Maldonado” fue la consigna que encabezó la marcha.
Las distintas columnas confluyeron frente al ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires, en Paseo Colón al 200, informó Página 12.
La marcha reunió a decenas de centros de estudiantes, que salieron del ministerio de Educación de la Nación, llegaron hasta el Obelisco, con la avenida Corrientes cortada, y desde allí caminaron hasta el Bajo. El conflicto, que llevó a la toma de 29 escuelas, se produjo por la decisión aplicar una reforma inconsulta y de incluir prácticas laborales obligatorias en el último año de la cursada.

Respaldo.
Docentes y familiares se sumaron a la movilización hacia la cartera que conduce Soledad Acuña, quien se mostró inflexible en la negociación, igual que el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta.
En la previa, hubo una conferencia de prensa, en la que los estudiantes afirmaron que “estamos dispuestos a abrir el diálogo, pero necesitamos una respuesta seria y, hasta que no la tengamos, vamos a seguir con la misma postura de la toma de colegios”. Así se expresó Antonela Giuso, de la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano. “Hay muestras de cansancio, pero seguimos firmes con el apoyo a nuestros compañeros. Vamos a apoyarlos hasta que ellos decidan frenar”, dijo por su parte Iñaki García Ribas, del Colegio Nacional Buenos Aires.

Postura oficial.
También se mostraron críticos de la postura oficial. Sobre la reunión del miércoles con Acuña, Santiago Legaro, del Colegio Nicolás Avellaneda, consideró que “fue un acto político para la foto. La mayoría no pudo hablar”. Agregó que “cuando planteamos el pedido de prórroga”, la ministra “no supo qué contestarnos”. Y fue categórico al afirmar: “Decir que el diálogo está abierto es falso. Si no hay prórroga, no hay diálogo”.
Un rato antes de la marcha, el Defensor de la Ciudad, Alejandro Amor, se reunió con rectores y docentes, quienes le manifestaron su preocupación por denuncias por amedrentamiento a los alumnos que tomaron escuelas. Justamente, un protocolo del ministerio de Acuña estableció que en casos de tomas se debe hacer la denuncia policial. La Justicia ordenó a la ministra a dejar sin efecto ese protocolo que ella insistió que no fue una orden suya a pesar de que se distribuyó desde el mail de su cartera.
También le expresaron a Amor sus críticas a la idea del gobierno porteño de hacer ocho reuniones regionales para debatir el proyecto “Secundario del Futuro” con alumnos y docentes, dado lo heterogéneo del reclamo en casa escuela.
El Defensor se comprometió a recorrer los colegios para hablar con los alumnos sobre sus necesidades y hacer un relevamiento integral de la infraestructura de los edificios. También reiteró la propuesta de conformar un Consejo Permanente de Diálogo Educativo para agilizar la resolución de conflictos en escuelas de la ciudad. La semana que viene habrá una convocatoria ampliada.