María Julia, al banquillo

La ex polifuncionaria menemista María Julia Alsogaray volverá a ser juzgada desde hoy por presuntos delitos de corrupción cuando se inicie en los tribunales federales de Comodoro Py 2002 un juicio por hechos cometidos en la privatización de Entel, en 1990.
La ex dirigente liberal, que ahora tiene 71 años y ya fue condenada en tres juicios anteriores a penas de prisión, será juzgada ante el Tribunal Oral Federal 6 (TOF6) por la transferencia de 214 hectáreas que pertenecían a Radio Nacional a la empresa Telecom, tras la privatización de la telefónica estatal.
La ex Secretaria de Medio Ambiente está acusada de peculado junto a Ricardo Jaime Fox, ex gerente de contralor y auditoría de la ex Entel, y Gustavo Albano Abreu, que como representante del Estado nacional firmó la escritura.
Defendida como siempre por la defensora oficial Pamela Biseriere y acusada por la fiscal Sabrina Namer, se estima que durante el juicio declararán unos 50 testigos.
La ex privatizadora fue denunciada en el año 2000 por la Oficina Anticorrupción, que actuará como querellante por haber transferido de manera irregular a la telefónica privada un terreno propiedad del Estado ubicado en la Ruta 197 y las vías del Ferrocarril Mitre, en Pacheco.

Condenas.
El 21 de abril pasado, el mismo TOF 6 condenó a Alsogaray a cuatro años de prisión por el mismo delito de “administración fraudulenta”, pero en ese caso por la firma de contratos de fin de obra durante la misma privatización.
El peculado, que consiste en “sustraer caudales o efectos” que estuvieran bajo custodia del funcionario público, tiene una pena de hasta 10 años de prisión.
María Julia ya suma tres condenas pero permanece en libertad porque las sentencias se encuentran en proceso de apelación y no están firmes.
En el 2004 fue condenada a tres años de prisión por enriquecimiento ilícito a raíz de la cual ya estuvo detenida y la justicia remató su petit hotel de cuatro pisos en el barrio de Recoleta para restituir al Estado la suma de 3,2 millones de pesos.
En abril del 2013 fue condenada por segunda vez, esta vez a cuatro años de prisión por actos de corrupción en contratos que firmó como secretaria de Recursos Naturales con la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Absuelta.
En cambio, también el año pasado, fue absuelta en un juicio por defraudación en el plan de manejo del fuego cuando fue secretaria de Medio Ambiente, por prescripción de la acción penal.
Además, la ex funcionaria enfrentará otro juicio junto a otros ex ministros menemistas, como Domingo Cavallo y Raúl Granillo Ocampo, por haber cobrado sobresueldos durante su gestión.
El requerimiento de elevación a juicio fue redactado por el actual ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, quién actuó como fiscal entre 1993 y 2004. (Télam)