Más de $15.244,92 para no ser pobre

EL COSTO DE LA CANASTA BASICA ALIMENTARIA FUE EN EL OCTAVO MES DEL AÑO DE 6,247,92 PESOS

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, se ubicó en agosto en los 15,244,92 pesos y aumentó 1,4% respecto de julio, informó en el día de ayer el Indec.
El costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define el nivel de indigencia, fue en el octavo mes del año de 6,247,92 pesos y aumentó 1,8% respecto de julio último.
La CBT registra un aumento del 15,8% en los primeros ocho meses del año, en línea con el índice de precios minoristas del Indec y del 22,0% en los últimos doce meses.
La CBA creció 14,6 por ciento entre enero y agosto, y 20,7% desde agosto del año pasado.
Los datos corresponden a la valoración mensual que realiza el Indec de la Canasta Básica Total (CBT), que reúne los bienes y servicios básicos para una familia tipo de cuatro miembros, formada por dos adultos y dos menores, y la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que reúne las necesidades kilocalóricas y proteicas imprescindible para una familia.
Los datos del Indec están en línea con la valoración de la canasta básica que mide la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires, que estimó que una familia tipo, integrada por dos adultos y dos menores, necesitó en agosto pasado 15.462 pesos para no ser pobre.

Salario mínimo.
Según las cifras oficiales para satisfacer las necesidades de una familia tipo el salario mínimo debería duplicarse para alcanzar el precio de la canasta básica, ya que actualmente es de $8.860 y se incrementará a 9.500 desde el mes de enero y a 10.000 en el mes julio de 2018.
La última información sobre distribución del ingreso, que difundió el Indec indicaba que casi el 60 por ciento de los trabajadores en relación de dependencia gana menos de 15 mil pesos mensuales.
Para el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (CESyAC), una familia porteña de clase media necesitó más de 35.000 pesos para afrontar sus gastos durante agosto, lo que representó un aproximado de $1180 por día, concluyó en su informe el Instituto Nacional de Estadística y Censos. (NA)

Consumo sigue en caída
Los brotes verdes promocionados por la Casa Rosada no alcanzan al consumo masivo de bienes, que en el caso de los supermercados ni siquiera reacciona con los agresivos descuentos ofrecidos. La facturación en esos establecimientos se contrajo en julio 2,1 por ciento frente al mismo período del año pasado.
Las cifras publicadas por el Indec están expresadas en cantidades, o sea que descuentan el impacto de la inflación sobre las ventas. Los datos del organismo estadístico no permiten determinar la magnitud de la caída acumulada en los primeros siete meses del año ya que recién comenzó a ofrecer sus mediciones en términos reales en abril. Los cuatro datos disponibles muestran mermas interanuales.
La medición realizada a precios corrientes, sin limpiar las cifras del efecto inflacionario, muestra un alza interanual del 18,4 por ciento. En las principales cadenas de supermercados tienen lugar ajustes de personal y cierres de sucursales. Los datos del informe oficial dan cuenta que las empresas del sector despidieron 1353 cajeros y repositores en relación a julio de 2016.