Más denuncias contra comisaría de Frontera

Dos nuevas denuncias por torturas presentadas contra policías de la seccional santafesina de Frontera, en el límite con Córdoba, son investigadas por la Justicia, tras el episodio ocurrido la semana pasada, cuando un hombre fue abandonado vendado como una momia y crucificado tras haber estado detenido en esa comisaría.
El fiscal Regional de Rafaela, Carlos Arietti, confirmó que trabaja en dos nuevos casos de brutalidad policial registrados en la misma comisaría, entre ellos el que estuvo como víctima a un hombre que fue privado ilegalmente de la libertad y alojado en un calabozo desnudo.
“En uno de los casos denunciados, los efectivos policiales habrían privado legítimamente de la libertad a dos hombres. Uno de ellos fue dejado en un calabozo totalmente desnudo y esposado de espalda contra la reja y con sus manos fuera de la misma”, detalló el fiscal.
“Esta misma persona habría sido obligada a comer su propia materia fecal y luego a beber la orina de dos personas que se hallaban en el lugar detenidas”, describió Arietti. (Télam)