Masiva marcha contra la violencia

DIA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACION DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Miles de mujeres marcharon ayer por la Avenida de Mayo, desde el Congreso hasta la Plaza, en reclamo de más presupuesto para las políticas contra la violencia de género y en conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que recuerda el asesinato de las hermanas Mirabal, en 1960, en República Dominicana.
De la movilización participaron organizaciones políticas y sociales como el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), el Nuevo Movimiento al Socialismo (Nuevo MAS), el Movimiento Popular La Dignidad, Las Rojas, Pan y Rosas y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito entre otras.
La columna atravesó la Avenida de Mayo con pancartas, banderas y cánticos que reclamaban mayor presupuesto para las políticas contra la violencia de género y una mayor separación entre la Iglesia y el Estado.
Las manifestantes recorrieron las cuadras que separan el Congreso de la Plaza de Mayo con pancartas de las mujeres que murieron por violencia de género y con el reiterados reclamo “Ni una Menos, Vivas nos queremos” a las que otras banderas agregaron “El Estado es el responsable”.
También se pudieron ver banderas de gran cantidad de organizaciones políticas, en especial de la izquierda, quienes llevaban adelante reclamos en especial contra la Iglesia.

Declaraciones.
Martín, que acompañaba a su novia, dijo a Télam que “esta es una batalla cultural que tenemos que dar todos los días, y no vamos a avanzar hasta que se entienda que este no es un problema exclusivo de las mujeres; para acabar con la violencia machista los primeros que tenemos que comprometernos son los hombres”.
Romina, que portaba una pancarta reclamando que no se criminalice a las mujeres que abortan, dijo: “cuando se habla de violencia contra la mujer no se trata sólo de los golpes, el patriarcado es la gran violencia que nos pone en un segundo plano, nos quita derechos y oportunidades y nos cosifica”.
“Tiene que haber políticas para prevenir violencias físicas o violaciones, pero también tiene que haber políticas para que haya igualdad de oportunidades laborales”, agregó.

Documento.
En un documento que leyeron al llegar a la Plaza de Mayo, las organizadoras aseguraron que “las últimas muertes de mujeres por la violencia machista nos duelen y nos dan rabia” pero “lo único que no tenemos es miedo de seguir saliendo a la calle para exigir nuestros derechos”.
“Nuestro derecho a bailar cuando queremos, porque no vamos a dejar que nos clausuren la fiesta, de planificar nuestras vidas también como queremos. Ni una menos no es una moda, es una revolución en las casas, en los trabajos, en las camas y en las plazas”, destacó el documento
El texto aseguró que en “el mes de octubre, una mujer fue asesinada cada 19 horas. Justo en ese mes en que salimos a la calle con el luto por Lucía Pérez y con la rebeldía y el deseo vital que sabemos poner en acto cuando estamos juntas”
Agregaron que “contamos las mujeres asesinadas por la mano visible del victimario y la mano invisible del patriarcado” y exigieron “presupuesto para implementar las políticas y los programas reclamados por miles de mujeres en las calles y declaración de emergencia en violencia de género”
También reclamaron “la extensión de la licencia por violencia de género para todas las trabajadoras de todos los gremios, sin limite de tiempo, y acompañadas por campañas de difusión que las convoque a iniciar el camino de las denuncias y a poner fin a los vínculos violentos”.

Educación sexual.
En otra parte de su documento, manifestaron que quieren “prevenir la violencia machista educando en libertad y equidad desde los primeros años” por lo que “es indispensable el efectivo cumplimiento de la Educación Sexual Integral en todo el país”

Embarazo.
Además exigieron la sanción del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo “porque la ilegalidad del aborto es violencia contra las mujeres” y el acceso igualitario a la Justicia de la cual afirmaron que no tiene “perspectiva de género y en la mayoría de las intervenciones de los jueces se culpabiliza, revictimiza y desprotege a las denunciantes”. (Télam)

Compartir