Massa realizó una fuerte autocrítica

DOS INTENDENTES ABANDONARON EL FRENTE RENOVADOR

El jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, realizó el lunes a la noche una fuerte “autocrítica” ante su plana mayor, reconoció haber “cometido errores” en el armado político y algunas incorporaciones, mientras que recibió un mayoritario respaldo entre sus dirigentes para que sostenga su candidatura presidencial.
Según el testimonio cuatro de los más de 60 dirigentes que estuvieron en la cena -que comenzó a las 21 y terminó poco antes de las 3 de la madrugada-, Massa fue el primero y el último en hablar y les enfatizó: “Me someto a lo que quieran todos”.
El diputado dijo que hacía una “autocrítica en la que asumía errores cometidos, como no saber contener bien a todos y subestimar a los grupos de poder, que finalmente son más fuertes de lo que pensaba porque forzaron la polarización (entre el oficialismo y el frente PRO-UCR-CC)”.
“Haré lo que les sirva a ustedes”, dijo Massa y admitió la baja en la intención de voto en la Provincia y llamó “a recuperarse”.
Además, puso en duda la efectividad “del mensaje de la avenida del medio, porque la sociedad está más polarizada de lo que se pensaba”.
También consideró que ciertas incorporaciones al FR fueron erróneas: “En vez de crecer, engordamos, sumamos a cualquiera”, y dio como ejemplo de ese error al del intendente de Merlo, Raúl Othacehé.

Críticas.
Entre los presentes, el relato que más llamó la atención fue el del intendente Joaquín de la Torre, quien admitió haberse “reunido en persona” con Mauricio Macri y que en esa oportunidad le ofreció “la vicegobernación como compañero de (María Eugenia) Vidal”, y comentó que
-según él- en ese encuentro el líder del PRO le mostró un mensaje de teléfono celular en el que Daniel Scioli lo animaba a continuar poniendo contra las cuerdas al massismo.
La postura más crítica fue del diputado Felipe Solá, que pidió “cambiar muchas cosas” y cuestionó el rol de Francisco De Narváez.
La mayoría de los dirigentes, coinciden todas las fuentes, le pidieron a Massa que sostenga su postulación presidencial, e incluso Adrián Pérez y Cecilia Moreau “dijeron que no es tan grave perder, que para ellos es lo normal y que de eso también se aprende”.
Hubo lugar también para las voces discordantes con el acercamiento al macrismo, como fue la del economista Miguel Peirano: “Me causa preocupación el diálogo con el PRO porque nosotros no somos lo mismo”.
Massa dejó trascender su molestia con De Narváez por haber dicho a los medios sobre el encuentro privado con Jaime Durán Barba y, peor aún, que el ex precandidato a gobernador haya enfatizado su apoyo a que el tigrense disputara con Vidal las PASO bonaerenses.
Al respecto, algunos dirigentes propusieron que Massa vaya para la gobernación, como Mónica López, aunque su marido Alberto Roberti, opinó a favor de que persista en la contienda nacional.

Intendentes
El intendente del municipio de Arrecifes, Daniel Bolinaga, confirmó su alejamiento de las filas del Frente Renovador y anticipó que “hay un gran porcentaje de posibilidades de que vuelva al Frente para la Victoria”.
Bolinaga, quien no asistió al encuentro de dirigentes del Frente Renovador encabezado por Sergio Massa, sostuvo que “me fui del Frente Renovador, la decisión la tomé el lunes pasado, cuando se consideró con el acuerdo con el PRO”.
Por su parte, el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, también anunció que deja las filas del Massismo para retornar al kirchnerismo, tras una reunión que mantuvo en la Casa Rosada con el secretario general de la Presidencia, Eduardo ‘Wado’ de Pedro.
“Los desafíos que tiene nuestro país se encaran cuidando con responsabilidad lo que se hizo bien en todos estos años. Pensamos que necesitamos una propuesta que asegure las conquistas”, sostuvo Katopodis. (Télam y NA)