Massa sigue perdiendo apoyo

MIEMBROS DEL MASSISMO SE PASAN AL FPV

El intendente de Olavarría, José Eseverri, uno de los integrantes de la “mesa chica” del Frente Renovador, el partido que lidera Sergio Massa, dio ayer una fuerte señal de acercamiento al precandidato presidencial kirchnerista Florencio Randazzo, con quien compartió un acto en su ciudad.
“Florencio es un gran hacedor, algo que hace falta en la próxima etapa de Argentina”, afirmó Eseverri, al recibir al ministro de Interior y Transporte en su municipio.
Por su parte, el precandidato presidencial del kirchnerismo le correspondió: “Estoy convencido de que es necesario ampliar las fronteras del Frente para la Victoria con todos aquellos que se identifiquen con la defensa de los intereses populares”.
Eseverri, de extracción radical y uno de los fundadores del Frente Renovador, se mostró sonriente junto a Randazzo, en momentos en que Massa, tercero en las encuestas detrás de Daniel Scioli y Mauricio Macri, sufre una fuga de dirigentes al Frente para la Victoria y al PRO.
El miércoles había trascendido que Eseverri también se alejaría del Frente Renovador, como ya lo hicieron otros seis intendentes bonaerenses: Gustavo Posse (San Isidro), Sandro Guzmán (Escobar), Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Humberto Zúccaro (Pilar), Raúl Othacehé (Merlo) y Daniel Bolettieri (Almirante Brown).
A esas fugas se les suman las del diputado nacional Darío Giustozzi, legisladores provinciales, concejales y dirigentes en la provincia de Buenos Aires y en el interior del país.
“Con Florencio nos conocimos hace muchos años. Encabezó junto a Néstor Kirchner en la provincia al grupo de dirigentes que dio vuelta la página al duhaldismo, y junto a mi viejo nos acercamos al kirchnerismo”, resaltó Eseverri durante la visita de Randazzo, en el marco de la llegada a Olavarría del primer tren cero kilómetro de pruebas que unirá Buenos Aires con Bahía Blanca.
El ministro y precandidato presidencial del FpV le respondió con elogios: “Con José la principal coincidencia que tenemos es que no hay mejor política que la buena gestión”. (NA)