Matan a beba de casi dos años en Pilar

FUE DETENIDO SU PADRASTRO COMO PRINCIPAL SOSPECHOSO DEL CRIMEN, QUIEN NEGO EL HECHO

Una beba de casi dos años fue asesinada a golpes, torturada y violada en su casa de la localidad bonaerense de Derqui, partido de Pilar, y como principal sospechoso del crimen fue detenido su padrastro, quien negó el hecho, informaron ayer fuentes policiales y judiciales.
Las fuentes dijeron que el caso se descubrió el miércoles, cuando la víctima, Milagros Benítez, de un año y once meses, llegó sin signos vitales a las 20 al Hospital Materno Infantil Comodoro Hugo Meisner, de Derqui, adonde fue llevada por su madre y su padrastro.
“Los médicos intentaron reanimar a la criatura, pero ya estaba fallecida”, explicó a Télam el director del centro de salud, Mario Gorosito, que detalló que la nena presentaba “lesiones genitales, mordeduras, moretones y quemaduras en varias zonas del cuerpo”.
Ante este cuadro, el director formuló la denuncia a la Policía, ya que consideró que se trataba de una “muerte dudosa”.
Un jefe policial confirmó lo dicho por el médico y agregó: “Hay quemaduras de cigarrillos, otra en el abdomen con una marca como si le hubiesen apoyado un tenedor caliente y, las más graves, en los dos glúteos, que están completamente quemados en toda su superficie, como si hubiesen sentado a la nena sobre algo caliente”.
La víctima fue llevada al hospital por su madre, Celina Benítez (22), y por la pareja de ésta, el ahora detenido e imputado Luis Carlos Alonzo (25), paraguayo, quien al enterarse de que la niña estaba fallecida se escapó.

Investigacion.
El propio titular de la comisaría 2da. de Pilar, con asiento en Derqui, se hizo presente en el hospital, inició la investigación y entrevistó a la madre de la nena.
Según voceros policiales, la mujer explicó que ella vive en un asentamiento de la localidad de Villa Astolfi, partido de Pilar, y el miércoles se fue a su trabajo como empleada doméstica y dejó a la nena al cuidado de Alonzo, con quien convive desde hace un año, pero no es el padre de la niña.
Siempre según el relato de la madre, cuando regresó alrededor de las 19.30 del miércoles a su casa, se encontró a Milagros “muy fría” y cuando quiso abrigarla, la nena se le desvaneció, por lo que de inmediato salió corriendo con ella en brazos, junto a su pareja pararon un auto y la llevaron al hospital.

Detenido.
El comisario le pidió a Benítez una descripción física del sospechoso y envió policías al domicilio de la pareja, pero no lo encontraron.
De inmediato se irradió un alerta y todos los móviles de la Jefatura Departamental Pilar, a cargo del comisario mayor Darío Lutte, comenzaron a rastrear al sospechoso, quien finalmente fue encontrado en una parada de colectivos ubicada en el cruce de las calle El Indio y Tres de Febrero, de Villa Astolfi.
“Estaba a punto de fugarse. Tenía un bolso con ropa y tres tarjetas SUBE”, dijo a Télam un jefe policial.
La aprehensión de urgencia fue ordenada por la fiscal a cargo de la causa, Carolina Carballido, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género y Delitos Conexos a la Trata de Personas de Pilar.
Según informaron a Télam fuentes judiciales, ante la fiscal Alonzo se declaró inocente y afirmó: “Yo no la golpeé, yo no la violé, yo no la quemé”.
El imputado sostuvo que Milagros se había golpeado “muy fuerte” hace ocho días al caerse del inodoro y que por esa lesión hacía cuatro días que no comía.
Alonzo responsabilizó a la madre de la nena de no haberla querido llevar a un hospital tras esa supuesta caída porque la mujer “tenía miedo de que le saquen a la nena”.
Sin embargo, la fiscal todavía analizaba las pruebas y testimonios de la causa para ver si le imputaba a la madre algún delito, si quedaba en el expediente como testigo o si también era víctima de Alonzo.

Quemaduras.
Sobre las quemaduras, especialmente las que presentaba en ambos glúteos, el imputado aseguró que a la nena la sentaron “sobre ladrillos calentados porque ése es un método que hay en Paraguay para quitar el resfrío”.
Dijo que tampoco sabe a qué se deben las mordeduras que presentaba la niña e insistió en que no abusó de ella ni la golpeó.
Al término de la declaración y mientras aguardaba los resultados de la autopsia al cuerpo de la nena, la fiscal dejó detenido a Alonzo por los delitos de “homicidio simple y abuso sexual agravado por la situación de convivencia”. (Télam)