“Me dijeron que me iban a suicidar”

GOLPEARON Y AMENAZARON AL FISCAL CARTASEGNA

El fiscal Fernando Cartasegna, quien fue amenazado de muerte y golpeado por dos hombres en el centro de La Plata, relacionó el ataque con “mano de obra desocupada” de la Policía.
Además, también vinculó el hecho con la causa que se aprestaba a recibir en torno a una investigación por el cobro de coimas de policías y ex policías a los llamados “caranchos”, abogados que lucran con causas armadas a partir de supuestos accidentes de tránsito.
En declaraciones a Radio Rivadavia, Cartasegna confirmó que los desconocidos, que estaban acompañados de una mujer que no participó de la acción y cumplió el rol de “campana”, le dijeron que le iba a pasar “lo mismo que le pasó a (Alberto) Nisman”, el fiscal de la causa Amia muerto en enero de 2015.
“Me dijeron que me suicidaba o me iban a suicidar”, recordó el fiscal en torno al grave episodio ocurrido el sábado por la mañana, mientras que también recordó que perdió la compostura y golpeó a uno de los atacantes cuando amenazaron a sus hijos.
Por otro lado, señaló que, al menos uno de los desconocidos, era “mano de obra desocupada de la Policía por la forma de actuar”, mientras que describió al otro hombre como “una persona burda”.

Amenaza.
El hecho se produjo el sábado cerca de las 6.00 cuando Cartasegna se dirigía a su despacho a bordo de su auto.
Un desconocido que vestía ropas de verano, similares a un uniforme policial en desuso, lo sacó por la fuerza del vehículo y junto a otro sujeto como cómplice, mientras una mujer vigilaba, comenzaron a golpearlo y amenazarlo.
Uno de los atacantes tenía una especie de machete metálico extensible que fue utilizado años anteriores por la Policía, aunque actualmente se encuentra prohibido y según el propio Cartasegna, “es para golpear y no para atontar”.
“En varias ocasiones se preocupaban por recordarme al fiscal Nisman. Estaba tranquilo y manejando la situación, hasta que empezaron a darme detalles de mis chicos, donde estaban actualmente, a qué colegio iban, que no pueden saber por redes sociales”, explicó el instructor.
Entre golpes y amenazas, le dijeron que tome la causa que iba a recibir, pero que no haga nada y que actúe como ellos le iban a decir que lo haga, porque de otra manera su hijo “no iba a crecer más” y su hija “no iba a llegar a donde tiene que llegar”.
Cartasegna dijo que en medio de un ataque de ira por la amenaza a sus hijos, llegó a golpear al hombre que parecía ser un ex policía.
El funcionario contó que después de la intimidación deambuló con las manos con sangre que no era de él, entró sin razón a una estación de servicio y tardó varios minutos en encontrarse con su custodia en el punto que había fijado, por lo que el hombre ya había empezado a inquietarse.

Seguridad.
El fiscal sostuvo que habitualmente se maneja con códigos de seguridad que no había aplicado para esta causa, porque aún no la había recibido.
En ese sentido, recordó que maneja otras investigaciones por casos como “trata de personas”, “pornografía infantil” y “barras bravas”, por lo que ya había recibido amenazas, aunque siempre “en el plano virtual”.
Cartasegna señaló que este fin de semana recibió el apoyo de colegas, que también le pidieron que les comunique lo ocurrido con la causa de las coimas, para que “si van a perseguir, que lo tengan que hacer con todos”. (NA)