Medida gremial en Aeroparque

VUELOS CANCELADOS Y DEMORADOS EN TODO EL PAIS

Al menos 31 vuelos fueron cancelados durante la jornada del viernes en el Aeroparque Jorge Newbery por una medida gremial sorpresiva de casi seis horas, lo que afectó a un total de 5.000 pasajeros y desató un caos en el aeropuerto porteño.
La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), liderada por Juan Pablo Brey, realizó asambleas entre las 5 y las 10.30 de la mañana con reclamos a las empresas Aerolíneas Argentinas, Andes Líneas Aéreas y la “low cost” Flybondi.
“Fue un paro encubierto porque fue sin aviso, sin comunicación sindical formal”, se quejó por su parte el titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), Tomás Insausti. El funcionario nacional precisó que las empresas Andes, Aerolíneas Argentinas y Latam fueron las principales afectadas con 31 vuelos cancelados y otros demorados, por lo que se debieron reprogramar los viajes y reubicar a los pasajeros.
“Son 5.000 personas afectadas aproximadamente. Este no fue un paro contra las empresas, fue un paro contra la gente”, apuntó el jefe de la ANAC sobre la medida de fuerza.

Contra el ajuste.
En defensa de la medida, Brey explicó que la asamblea se realizó “en rechazo al achicamiento, despidos y la persecución sindical que atraviesa al sector aeronáutico”. Si bien las reuniones fueron realizadas en el Aeroparque porteño, la medida se sintió en la mayoría de los aeropuertos del país que debían realizar conexiones con esa terminal durante la mañana.
Los aeronavegantes protestaron contra los despidos en la compañía de bajo costo Flybondi por “persecución sindical”; además de “despidos masivos en Andes”; así como también reclamaban la apertura de paritarias con la compañía Latam.
Brey dijo que se registra “incumplimiento en la paritaria” con el Grupo Aerolíneas Argentinas y afirmó que las trabajadoras de la firma de bajo costo están siendo “víctimas de violencia de género”.

Cancelaciones.
La línea aérea de bandera canceló los vuelos de las 7:15 a Santiago de Chile; de las 8 a Rosario; de las 8:05 a Mar del Plata; y a Posadas en el mismo horario; además, registró demoras en despegues hacia Montevideo, Bahía Blanca, Córdoba, Salta, Resistencia y Formosa, entre otros inconvenientes.
La firma controlada por el Estado argentino emitió un comunicado en el que informa que “por una medida de fuerza sorpresiva de gremios aeronáuticos”, debió cancelar una serie de vuelos.
“Las asambleas de los tripulantes de a bordo provocaron un paro total de la operación de la compañía, como ha sucedido en el día también con otras líneas aéreas”, se quejó Aerolíneas Argentinas en dicho documento.
Asimismo, reiteró “su permanente vocación al diálogo con sus trabajadores. Sin embargo, el reclamo gremial no fue acompañado de un planteo formal a la compañía”. Los pasajeros afectados podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron. (NA)