Inicio El Pais Mendoza: hallan cuerpos de las hermanas desaparecidas

Mendoza: hallan cuerpos de las hermanas desaparecidas

ESTABAN TAPADOS CON PIEDRAS Y TIERRA EN LA CASA DEL IMPUTADO

Personal de la policía Científica halló en la tarde de ayer los cuerpos de las dos hermanas israelíes desaparecidas hace una semana en Mendoza, que estaban tapados con piedras y tierra en la casa del hijo de uno de las víctimas, confirmaron fuentes judiciales.
Los cuerpos de Pyrhia Sarusi (63 años de edad) y Lily Pereg (54 años de edad) aparecieron en la casa del hijo y sobrino de ellas, Nicolás Gil Pereg, en la calle Roca al .6000 de la localidad de Guaymallén y según informó a la prensa la fiscal Claudia Ríos, «estaban tapados con piedras y tierra a 1.50 a 1.80 metros de profundidad».
Sin embargo, aún no explicaron cómo fueron asesinadas, datos que serán dados luego de la autopsia y pericias correspondientes.
Gil Pereg, hijo de Pyrhia, una de las dos ciudadanas israelíes desaparecidas, fue trasladado este sábado a la Fiscalía de Homicidios ubicada en el Palacio Policial, donde la fiscal de Homicidios Claudia Ríos lo imputó por el homicidio de las hermanas e inmediatamente fue trasladado a la cárcel local.
Asimismo, Ríos recordó que el «18 enero los perros marcaron el lugar donde había sangre humana y tras los análisis de ADN, hoy (por ayer) se procedió a hacer excavaciones hasta dar con los cuerpos femeninos con pasaporte de Israel y Australia de la madre y la tía del imputado».
«Estaban con la vestimenta similar a la que tenían ellas al momento de su desaparición y con su documentación de pasaportes correspondientes», indicó el Procurador general de Justicia, Alejandro Gulle.

«Problema familiar».
El funcionario valoró la colaboración de todo el personal policial y de justicia, bomberos, al igual que el municipio de Guaymallén y la Escuela de Adiestramiento Canino de Mendoza , que adiestra perros, para dar con las mujeres luego de dos semanas de desaparición. «Esto no fue un problema de inseguridad sino un problema de índole familiar», aclaró Gulle.
«Si bien siempre teníamos la sospecha de esta persona, a pesar de que siempre fue bastante inteligente en su relato, nunca dejamos de seguirlo, para evitar cualquier tipo de fuga», comentaron los investigadores.
En su relato, Gil Pereg había declarado que ellas habían salido de su domicilio el sábado alrededor de las 21 a tomar un micro hacia la ciudad capital donde habían alquilado un departamento, y nunca más las vio. Luego, con el correr de los días, dijo sospechar «que alguien se las había llevado por la fuerza» y hasta posó para las cámaras fotográficas de Telam arriba del terreno donde ayer aparecieron los cuerpos.

Amenazas.
En tanto, cuando fue imputado por ambos crímenes, Gil Pereg le indicó a la fiscal Ríos que si no lo dejaba regresar a su casa para atender a los gatos y a darles sus medicamentos, iba a encontrar un cuerpo, es decir que se iba a quitar la vida.
Ante esta situación, el defensor oficial del imputado solicitó que se lleven a cabo todas las medidas para preservar su integridad física y psíquica. Si bien la fiscal de Homicidios ya había solicitado se realizaran exámenes psicológicos y psiquiátricos al acusado, y el abogado fue notificado, no implica que el defensor pueda pedir que se amplíe dicho examen. (Télam)