Michetti, de vacaciones

EN MEDIO DE LOS INCENDIOS

En medio de los incendios que se desataron en la parte norte de La Patagonia, que ya se cobraron más de un millón y medio de hectáreas, y con el presidente Mauricio Macri de vacaciones, la vicepresidenta Gabriela Michetti también fue sorprendida descansando en el sur del país, más precisamente en Bariloche, informó ayer el sitio web El Destape.
A través de su cuenta privada de Instagram, la vicepresidenta, que se encontraba ausente en las redes sociales y con una agenda vacía, sin apariciones recientes en la escena pública, subió un video desde la playa los Baqueanos, en Lago Gutiérrez, desde donde expresa: “No se puede creer esta playa, cómo está el agua, el día impresionante, de un disfrute de la Argentina que no se puede creer”.
Apenas unos minutos después del primer video, que fue subido al mediodía, la vice también subió una “historia” a su Instagram, donde sacó una foto del paisaje y le agregó la leyenda “Bariloche”. Ambas fotos fueron publicadas a través del usuario @gmichetti, la histórica cuenta que la ex senadora nacional mantiene en forma privada, paralelamente a @gabrielamichetti, desde donde informa sus actividades formales.
De esta forma, con Macri de vacaciones en el sur del país junto a su esposa Juliana Awada y su hija hasta el 9 de enero queda en evidencia que ninguno de los dos máximos representantes del Ejecutivo se encuentra siguiendo de cerca los graves incendios que afrontan La Pampa, Río Negro y la provincia de Buenos Aires, al menos de forma activa y en funciones.

Agenda.
El Presidente retomará este lunes su actividad, el martes tomará juramento a los nuevos ministros y el miércoles tendrá una actividad junto a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y una visita a la provincia de Córdoba, en donde encabezará dos actividades junto al gobernador Juan Schiaretti.
Según informaron voceros oficiales, el presidente estará por la mañana del miércoles junto a la gobernadora en el Gran Buenos Aires y por la tarde viajará a Córdoba.
Macri mantiene una relación estrecha con la provincia mediterránea ya que fue allí en donde cerró la campaña para la primera vuelta en 2015 y fue el destino elegido para hacer la primera reunión de gabinete fuera de Buenos Aires una vez que llegó al gobierno.