Michetti eligió el camino más largo para el proyecto que despenaliza el aborto

La vicepresidente Gabriela Michetti giró finalmente a cuatro comisiones el proyecto de legalización del aborto que aprobó la semana pasada la Cámara de Diputados y dirigentes a favor de la iniciativa la acusaron de querer “prologar indefinidamente” el tratamiento.
Poco después de finalizado el partido de la selección Argentina en el Mundial, Michetti firmó el traslado de la iniciativa las comisiones de Salud -que será cabecera-, de Justicia y Asuntos Penales, de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda, tal cual lo había acordado con referentes legislativos del sector “antiabortista”, entre los que se destacan el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, la radical Silvia Elías de Pérez y el macrista Esteban Bullrich.
Precisamente, Bullrich es presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, y ferviente opositor al aborto legal, mientras que Salud es encabezada por el radical Mario Fiad, quien aún no dio a conocer su posición.
Las otras dos están lideradas por legisladores que apoyan la propuesta: Justicia y Asuntos Penales por Pedro Guastavino y Asuntos Constitucionales por Dalmacio Mera, ambos del bloque Justicialista.
La decisión de embarcarse en trámite largo fue inmediatamente repudiada por el arco político que se mostró a favor de la despenalización del aborto. El jefe de la bancada Justicialista, Miguel Pichetto, sostuvo que “este giro es totalmente excesivo, y el traslado tanto a Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales innecesario”.
El legislador cuestionó que la decisión “obedece a una posición personal de la Vicepresidenta, con la finalidad de prolongar el debate indefinidamente” y agregó en este sentido que “configura una actitud dilatoria tendiente a obstaculizar el dictamen y la llegada al recinto de la media sanción”.
En el bloque del FPV-PJ también adelantaron que “impugnarán” el giro a las cuatro comisiones. Antes de que Michetti estampara su firma, el jefe de esta bancada Marcelo Fuentes le había solicitado formalmente a la Vicepresidenta a través de una nota el traslado a solo dos comisiones, atento al consenso que había al respecto con Pichetto y el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, quien atraviesa un durísimo momento personal tras la muerte de su esposa e hijo en Formosa.

Sin fecha.
El giro a comisiones se produjo apenas horas después de que referentes de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se reunieran en el Senado y reclamaran precisamente que no se dilatara el debate en comisiones y se fijara rápidamente una fecha de tratamiento.
Al encuentro, desarrollado en la Sala Arturo Frondizi del anexo, también asistieron diputadas nacionales que votaron a favor del proyecto de despenalización del aborto, como Romina Del Pla (FIT), Silvia Lospennato (PRO), Mayra Mendoza (Frente Para la Victoria), Carla Carrizo (Evolución Radical), y Araceli Ferreyra (Movimiento Evita).
Las impulsoras de la iniciativa anticiparon además que el martes próximo brindarán una conferencia de prensa para mostrarse con los senadores de distintos bloques que ya expresaron su respaldo al proyecto.
Las asistentes reclamaron a los asesores de los senadores la necesidad de que se fije “cuanto antes” un cronograma para abrir la discusión en el Senado, algo que -con el giro ya establecido a comisiones- se anunciará entre hoy y el lunes.

Paridad.
En medio del poroteo en la Cámara alta, que muestra en principio un escenario de paridad, el jefe del bloque de Senadores del PRO, Humberto Schiavoni, estimó que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo se convertirá en ley.
“Soy cauto, pero creo que el aborto legal se va a convertir en ley”, señaló Schiavoni, quien también se mostró “a favor” de la iniciativa, y agregó: “Soy optimista, creo que el Senado va a estar a la altura”.
En tanto, el senador peronista Julio César Catalán Magni confirmó que modificó su posición contraria a la legalización del aborto luego de “escuchar” el debate que terminó con la media sanción del proyecto tratado por la Cámara de Diputados.
“Vamos a acompañar la legalización del aborto. Cambié mi opinión escuchando y no soy legislador de una mirada de la Iglesia, soy legislador de la mayoría”, afirmó el fueguino en declaraciones a radio Concepto.
El proyecto de despenalización del aborto obtuvo una media sanción ajustada en la Cámara baja y en las próximas semanas comenzará a ser discutido en el Senado, donde los números que empezaron con mayoría en contra, fueron igualándose en las últimas horas. Según un relevamiento efectuado por Télam, hasta el día de ayer se contabilizaban 30 senadores en contra, 27 a favor y 15 legisladores se mantienen hasta el momento como indecisos. (NA-Télam)