Milagro Sala: aplicación demorada

Mauricio Macri confirmó la estrategia de su gobierno de intentar dilatar la aplicación de la resolución del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Personas de la ONU que ordenó la liberación inmediata de la dirigente social jujeña Milagro Sala. “El viernes (hoy) vamos a contestar el informe del panel de Naciones Unidas”, dijo Macri y agregó que invitarán al país a representantes de la ONU y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un intento por torcer esa resolución, que en realidad no es apelable ni de cumplimiento optativo.
En una conferencia de prensa junto al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ambos fueron consultados por la carta que Amnistía Internacional le envió a principios de semana al mandatario canadiense para que interceda por la liberación de Sala. “Hemos hablado el presidente y yo acerca de esto”, expresó Trudeau.
“Hemos hablado acerca de la importancia de la transparencia, de la apertura y del estado de derecho”, completó el canadiense y se mostró conforme con el compromiso de Macri de que el gobierno dará una “una respuesta formal” a Naciones Unidas.
Luego Macri tomó brevemente la palabra para confirmar que se le extendió “una invitación para visitar Jujuy y la Argentina” a los miembros del Grupo de la ONU y a integrantes de la CIDH.

Liberación inmediata.
El pasado 28 de octubre, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Personas de la ONU emitió una resolución en la que reclamó al gobierno argentino “liberar de inmediato” a Milagro Sala, cuya privación de la libertad consideró “arbitraria”. Según remarcaron entonces el CELS y el equipo de defensores de Sala, lo resuelto por el Grupo “no es una opinión, sino un requerimiento”. (Página/12)

Compartir