Milagro Sala fue absuelta por amenazas a la policía

Ayer se dio la última audiencia del juicio por amenazas a policías contra la dirigente social, comenzó cerca de las 11.00 con los alegatos de la fiscalía y de la única querella, que solicitaron 4 años de prisión efectiva para Sala, mientras que la defensa requirió su absolución. “Ustedes saben que soy una perseguida política aunque digan públicamente lo contrario, y que mis causas fueron armadas por (el gobernador de Jujuy) Gerardo Morales”, dijo Sala a los jueces antes de la lectura del tramo dispositivo del fallo.
El representante del Ministerio Público Fiscal de Jujuy, Darío Osinaga Gallacher, había pedido condenar a Sala por considerar “debidamente acreditadas y probadas” las supuestas amenazas a dos policías.

EL caso.
Los hechos juzgados se desencadenaron en octubre de 2014, cuando María Belén Vargas denunció que otra mujer vendía ropa interior robada a su madre en una feria de la capital jujeña, pero fue ella la que quedó detenida.
A pedido de la madre de Vargas intercedió Milagro Sala para que la liberaran, oportunidad en que, según denunció la comisaria Angela Cabero con el patrocinio de abogados allegados a Morales, la amenazó telefónicamente con “hacer volar la comisaría”.
“Nadie critica que alguien se interese por una causa”, argumentó el fiscal sobre esos hechos y agregó la “transgresión” estuvo en querer “tener injerencia y amenazar con poner una bomba”, como sostuvo también la querella.
Por su parte, el letrado Ricardo Arese Ottaviano, representante de la única querella, hizo consideraciones propias antes de adherir a la pena solicitada por el fiscal.
La defensa de Sala, en su alegato, negó que la líder de la Tupac Amaru hubiese tenido una conducta amenazante contra los policías.
“Si dos policías reciben una amenaza de bomba seria, ¿se limitarían a la formalidad de poner denuncia?”, alegó la abogada Elizabeth Gómez Alcorta, integrante de la defensa de Sala, quien está encarcelada desde enero de 2016.
Además, la letrada esgrimió que las expresiones objetadas “fueron dichas en momento en que Milagro se encontraba enojada” y que, por lo demás, la única prueba ofrecida por la acusación eran las manifestaciones de los denunciantes.

Otras causas.
Milagro Sala está acusada también en otras causas penales impulsadas en su mayoría por el gobernador Morales y su fiscal de estado Mariano Miranda, entre ellas la que le imputa los delitos de asociación ilícita y fraude a la administración pública en el manejo de fondos destinados a la construcción de viviendas sociales.
Sólo fue condenada en una de esas causas, a tres años de prisión en suspenso, en un juicio que la consideró instigadora de un escrache con huevos en 2009, en el que Milagro Sala no estuvo presente, contra el entonces senador Morales.
La absolución en la “causa de las bombachas”, así llamada por su origen en el incidente por el robo de ropa interior denunciado en 2014, se concretó mientras la justicia jujeña debe aún resolver sobre la orden dictada ayer por la Corte Suprema de Justicia de Jujuy para que, de modo urgente, excarcele a Sala.
El fallo de la Corte Suprema, que ratificó a la vez la prisión preventiva, ordenó la excarcelación de Sala dispuesta en una reciente medida provisional por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que indicó que pase al régimen de arresto en su domicilio o a medidas alternativas incluso menos restrictivas de la libertad ambulatoria. (Télam)