Milagro Sala: la CSJ pidió informes a Jujuy sobre su detención

Con la firma de los cinco ministros, la Corte Suprema de Justicia de la Nación solicitó ayer al titular de la Unidad del Servicio Penitenciario de la provincia de Jujuy que informe sobre las condiciones de alojamiento a las que está sometida al diputada al Parlasur y dirigente social de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, en relación con el resto de las personas detenidas en el instituto ya mencionado, precisando acerca de su estado de salud y los servicios de atención médica de los que efectivamente dispone el establecimiento.
En ese contexto, y para el mejor cumplimiento de la medida ordenada, el máximo tribunal judicial del país resolvió dar intervención al Juzgado Federal 1 de Jujuy, que asimismo deberá recabar información completa sobre el estado de las causas en trámite -ante la jurisdicción local o federal- a que hubiera dado lugar la detención de Milagro Sala, confirmó el Centro de Información Judicial (CIJ).
También, la Corte Suprema autorizó al juez para solicitar la asistencia de todas las dependencias de todo el Poder Judicial de la Nación, incluido -de ser necesaria- del Cuerpo Médico Forense. La Corte fijó el breve plazo de cinco días para dar cumplimiento con la medida ordenada.

Fundamentos.
Al argumentar el pedido, el máximo tribunal sostuvo que considera que “concurren circunstancias de excepción que justifican ordenar la realización de una medida para mejor proveer, consistente en solicitar diversos informes sobre las condiciones de alojamiento a que está sometida” Sala.
Esta decisión del tribunal presidido por el magistrado Ricardo Lorenzetti llegó luego de que Sala sufriera heridas dentro del penal y de que en un primer momento se informara que eso sucedió porque la líder de la Tupac Amaru se produjo cortes a si misma luego de ser notificada sobre tres nuevas causa en su contra.
No obstante, el gobierno de la provincia de Jujuy negó esa versión e indicó que Sala montó “operación para victimizarse” y atribuyó el incidente a una disputa de poder dentro de la Unidad Penal 3, donde está alojada, pero que no derivó en ningún tipo de agresión física ni autolesión.
“La situación no es nueva. Se trata de una pelea de Sala por el liderazgo y los espacios que debe compartir con las demás internas, quienes han exteriorizado gran malestar”, enfatizó días atrás el secretario de Comunicación y Gobierno Abierto de Jujuy, Raúl García Goyena. Cabe recordar que Milagro Sala se encuentra detenida desde enero de 2016, debido a un acampe que realizaron diversas cooperativas en reclamo contra el gobernador Morales.
Mientras que en diciembre de 2016, fue condenada, por daños agravados, a tres años de prisión en suspenso por considerarla “instigadora” de un escrache contra el mandatario radical. (NA)