Mochileras: piden seguir investigando

Los familiares de las jóvenes mendocinas María José Coni y Marina Menegazzo, asesinadas en la ciudad ecuatoriana de Montañita mientras estaban de vacaciones, presentaron una medida cautelar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para exigir al Estado de ese país “una investigación seria” que devele la verdad.
Paula Menegazzo, hermana de una de las víctimas, denunció ayer que “hay más ADN que no coinciden con los detenidos y la investigación debería seguir”.
“Sabemos que los dos acusados del crimen no son los únicos que participaron. Hay una larga lista de sospechosos y cosas que no cuadran, por eso creemos que no nos están diciendo todo lo que saben ni nos están informando como se debe”, afirmó la mujer.
El pedido de las familias radicó en que la Justicia ecuatoriana decidió cerrar la investigación sobre los dos acusados, Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo Rodríguez (39) alias `El Rojo´, y anunció que serán sometidos a juicio a principios de agosto imputados de “doble homicidio agravado”.
La presentación se hizo de la mano de la Organización Xumek, promotora de los derechos humanos, desde donde se acudió a la CIDH, órgano principal y autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) encargado de la promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano.
En conferencia de prensa, Gladys Steffani la madre de María José (22) y Paula, la hermana de Marina (21), indicaron en un comunicado que “una de las hipótesis que no fue investigada es la que vincula a agentes de la policía de Ecuador con una red de trata de personas y una red de narcotráfico.”
“Tenían la posibilidad de extender treinta días más la instrucción, sin embargo decidieron fijar la fecha del juicio para agosto”, denunciaron. (NA)

Compartir