Morir en la escuela

La vicedirectora y el portero de una escuela del partido de Moreno, en provincia de Buenos Aires, murieron ayer a la mañana tras una explosión, aparentemente originada por un escape de gas de un artefacto de la sala de profesores, por lo que docentes y estatales bonaerenses anunciaron un paro para la jornada de hoy en reclamo por lo sucedido.
Tras la medida tomada por los gremios, el subsecretario de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Siciliano, criticó “la utilización política de esta trágica situación”, y señaló que el incidente se produjo “por un trabajo mal realizado o por una situación no contemplada” por el gasista matriculado que realizó tareas el miércoles pasado para una empresa contratada por el Consejo Escolar de Moreno.
La trágica explosión, que se cobró la vida de dos personas, ocurrió ayer alrededor de las 8 en la Escuela N° 49, situada en Davaine y Félix Roldán, en el oeste del Gran Buenos Aires según confirmaron fuentes policiales. Las personas fallecidas resultaron ser la vicedirectora de la institución Sandra Calamaro y Rubén Rodríguez, quien se desempeñaba como portero.
Cerca del mediodía, el secretario general del gremio Suteba, Roberto Baradel, se presentó en el lugar y anunció un nuevo paro de 24 horas para hoy en señal de protesta, además de expresar la intención del gremio en presentar una denuncia penal. “Vamos a exigir la emergencia edilicia y que arreglen la escuelas”, expresó Baradel ante la prensa, y un rato más tarde se conocieron la adhesiones a la medida de ATE, Ctera, UTE, CTA, UDA y de la FEB.
“Desde hace tiempo veníamos advirtiendo sobre la lamentable situación de los edificios escolares y la ausencia del Estado e insuficiente inversión en la educación pública. Estas muertes se podrían haber evitado”, sostuvo el secretario general de la central obrera de la CGT, Sergio Romero.

Explosión.
El accidente se produjo pocos minutos antes del horario de ingreso de los niños a clase, por lo que pudo haber sido una tragedia aún mucho mayor. Los cuerpos salieron despedidos varios metros del lugar en el que se produjo la explosión y quedaron tendidos sin vida sobre el suelo del patio del establecimiento.
La fiscal Gabriela Urrutia, que interviene en el caso, sostuvo que el estallido se produjo en la sala de docentes de la escuela: “Por los testimonios orales que tomanos tenemos que en principio se habría producido la explosión por una pérdida de gas en un artefacto calefactor de la sala de profesores”. La fiscal aseguró que la estufa se encontraba apagada y que la explosión se produjo cuando “se encendió una pava eléctrica o una lámpara”.
Tanto docentes como los padres afirmaron que la docente fallecida, que tenía al menos 15 años de antigüedad en el establecimiento, había presentado reclamos -se habla de ocho- en el Consejo Escolar de Moreno por problemas con pérdidas de gas. Tras el hecho, el intendente de Moreno, Walter Festa, acusó directamente al interventor del Consejo Escolar, Sebastián Nasif, a quien sindicó como “responsable” de la situación edilicia en las escuelas.

Acusación.
Tanto Baradel como María Laura Torres, secretaria adjunta de Suteba, responsabilizaron al Gobierno por la fatídica explosión. El gremialista sostuvo que “esto no pasaría” si los hijos de la gobernadora (María Eugenia Vidal), el presidente (Mauricio Macri) y otros funcionarios asistieran a escuelas públicas”.
Por su parte, María Laura Torres, secretaria adjunta del gremio, manifestó su “bronca” porque “estas cosas se podrían evitar y la compañera (en alusión a la docente fallecida) había denunciado la pérdida de gas”.”La gobernadora Vidal es la única que tiene que explicar qué hace con las escuelas porque esto no fue un accidente, se podía haber evitado”, expresó la dirigente. (NA)