Inicio El Pais Mujeres marcharon en todo el país

Mujeres marcharon en todo el país

MOVILIZACION CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA Y POR LA LEGALIZACION DEL ABORTO

Miles de mujeres, muchas pertenecientes a agrupaciones feministas, movimientos sociales, sindicales y partidos políticos, marcharon ayer desde el Congreso hacia Plaza de Mayo en la quinta movilización «Ni Una Menos» en reclamo por los derechos de las mujeres, por la legalización del aborto y para erradicar la violencia machista.
El documento final, leído ante la multitud en la Plaza de Mayo, reseñó los reclamos del movimiento de mujeres, pidió a las Cámaras Legislativas que se apruebe la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, y exigió el «fin de los femicidios, travesticidios, transfemicidios y crímenes de odio y la declaración de «la Emergencia en violencia de género» porque «desde 2015 hubo alrededor de 1.193 femicidios».
El texto, consensuado por todas las agrupaciones convocantes, señaló que marcharon «para decir basta de violencia económica, sexista, racista y clasista contra las mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales, no binaries, gordes e intersex; de la clase trabajadora: ocupades, desocupades, precarizades, piqueteres y de la economía popular, visibilizando especialmente a las mujeres indígenas, originarias, afroargentinas y negras».
Además, pidió «saldar la deuda histórica para con ellas y todas las identidades vulneradas por el capitalismo patriarcal y el modelo económico de Mauricio Macri y la alianza Cambiemos, sostenido por su gobierno y los gobiernos provinciales que precarizan nuestras vidas y profundizan todas las desigualdades y las opresiones».
La multitudinaria marcha comenzó a las 17 pero desde muy temprano cientos de mujeres se acercaron a las inmediaciones del Congreso para manifestar su reclamo por el fin de la violencia machista y los femicidios que, en lo que va del año, suman 133 víctimas.
Como es habitual en las manifestaciones de los movimientos de las mujeres, se vieron cientos de pañuelos verdes, violetas y naranjas; cuerpos pintados y carteles con consignas como «No puede haber movimiento feminista sin justicia social»; «Nuestros pañuelos no se negocian con los celestes, jamás» y la más repetida y una de las consignas centrales de la marcha, «Vivas, libres y desendeudadas nos queremos».

Testimonios.
«Nos siguen matando», dijo Estela de Lugano, y aseguró que en todo este tiempo «el Gobierno no cumplió con la ley».
A su lado, está Marisol, que llegó desde Mataderos junto a su hija Sol y su sobrina Lucía, y afirmó que siguen «luchando por la igualdad y para cambiar la cabeza de la sociedad».
Luego agregó: «Somos todos personas con los mismos derechos».
En tanto, Pablo y Verónica viajaron desde Paraná, Entre Ríos, y contaron que la hermana de Verónica es una de las víctimas de femicidio a manos de su ex pareja, el 18 de septiembre del año pasado.
«Con nuestra lucha y junto a nuestra familia, logramos que la Justicia cambie la carátula de ‘homicidio’ y lo considere ‘femicidio’, con lo que la pena se incrementará de 8 a 25 años», agregó Verónica.
Martha Rosenberg, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito aseguró que con este tipo de movilizaciones «se logró sostener el tema del aborto en la agenda política» y que «consolida una lucha de más de quince años».

Otras marchas.
La quinta marcha Ni una Menos movilizó a mujeres en todo el país, que sumaron sus reclamos por los femicidios y casos de violencia locales como ocurrió en Bariloche, donde ayer condenaron a prisión perpetua al hombre que mató a su ex pareja en las escaleras de la Catedral.
En la capital de Río Negro expusieron casos como el de Silvia Vázquez Colque, de quien nada se sabe desde el 4 de junio de 2017; de Yanina De Yuliis, una policía asesinada en 2013 dentro de un colegio por su colega y ex pareja, Cristian Cóseres -condenado a prisión perpetua- y de Karen Álvarez, de 14 años, violada y estrangulada con su propio pantalón en 2014.
En Río Gallegos se manifestaron frente a la Cámara Oral Criminal, al reanudarse el juicio por el crimen de la joven trans Marcela Chocobar (26), en 2015, para pedir una «condena ejemplar» para los dos acusados del crimen. ´
La Secretaría #Ni Una menos del gobierno puntano convocó a la marcha con epicentro en la localidad de Tilisarao, a 141 kilómetros de la capital, y también se movilizaron en Villa de Merlo,
a 197 kilómetros de la ciudad de San Luis.
Mientras que una numerosa y diversa movilización de mujeres llegó hasta el Monumento a la Bandera en Rosario donde Majo Gerez, del colectivo local Ni Una Menos, señaló que este año la marcha sumó el «repudio hacia el Poder Judicial» por la absolución de todos los imputados en el caso de desaparición y aborto seguido de muerte de Paula Perassi.
La marcha fue multitudinaria en Córdoba, con columnas que partieron de Colón y Cañada hasta la ex Plaza Vélez Sarfield, donde leyeron un documento. En la provincia se dieron dos femicidios el último fin de semana, por lo que el repudio a la violencia de género estuvo presente en cada protesta.
La movilización en Mar del Plata partió desde el monumento ubicado en la avenida Luro y Mitre y fue convocada por el Movimiento de Mujeres y Diversidad. «Sin presupuesto no hay políticas públicas», fue la consigna en la bandera que encabezó la marcha por las calles céntricas de la ciudad balnearia. (Télam)