Multan con $180.000 a una talabartería

VENDIAN PRODUCTOS DE YAGUARETE

La Justicia Federal resolvió multar a una de las talabarterías más importantes del país con 180.000 pesos por vender productos con pieles de yaguareté, una de las especies más amenazadas del país y cuya venta se encuentra prohibida desde 1981.
Si bien la Sala I de la Cámara Contencioso Administrativa reconoció que el dueño de la talabartería Arandú había comprado las pieles antes de que se sancionara la ley, en su fallo
-que se conoció ayer- consideró que pesó más el hecho de que se insistiera en ponerlas a la venta, aún cuando está prohibido desde hace más de treinta años.
“En esta ocasión el comercio en jurisdicción federal es la más relevante, ya que se intentó comercializar piel de yaguareté, que es una especie altamente protegida en nuestro país, cuya comercialización se encuentra prohibida”, explicó el fallo. De esta manera, la Cámara terminó fallando a favor de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación que inició una acción judicial en 2013 contra Arandú, una conocida talabartería porteña, por vender una montura para caballo confeccionada con adornos hechos con piel de este felino.
Las autoridades habían decomisado una corona de suela con puntera de ocelote, cuatro recortes de ocelote de los estribos, una corona de suela de puntera de yaguareté, un sobrepuesto de carpincho con puntera de yaguareté y una corona de suela con puntera de yaguareté, por lo que en octubre de 2016 se le aplicó una multa de 180.000 pesos, la que fue confirmada por la Sala I de la Cámara.
“Terminar definitivamente con la cacería y comercialización de yaguaretés en Argentina es una de nuestras metas, pues resulta inadmisible que estos hechos sigan ocurriendo, incluso, en plena Ciudad de Buenos Aires”, aseguró el presidente de la Red Yaguareté, Norberto Angel Nigro, y agregó que “el vendedor por su larga trayectoria dedicada a la explotación de la
talabartería, debía tener conocimiento de esa prohibición”.
Una de las principales causas de extinción del yaguareté en nuestro país -donde quedan menos de 250 ejemplares silvestres-, es la cacería y comercialización de sus pieles, algo prohibido por la ley 22421.
“La utilización de pieles de yaguareté para el adorno de los monturas criollas viene siendo denunciada desde hace varios años. Hoy es triste que increíblemente podemos afirmar que hay más yaguaretés sobre los lomos de los caballos en los desfiles tradicionalistas que viviendo en nuestras selvas”, finalizó Nigro. (Télam)